La circulación de trenes en las líneas R11 y RG1 ha quedado interrumpida desde la pasada noche entre Caldes de Malavella y Riudellots de la Selva por la quema de dos pilas de neumáticos sobre las vías.

Renfe ha habilitado un servicio de transporte por carretera alternativo, además de ofrecer a los viajeros los trenes AVE y Adelante, mientras que Adif, que prevé que la circulación por el tramo afectado se haya restablecido a las 12 horas de este martes, trabaja para limpiar las vías.

Este incidente ha sucedido poco después de las retenciones en la AP-7 provocadas por una quema de neumáticos durante la madrugada de este lunes, cerca de Vilafranca del Penedès. Las tareas de limpieza posteriores a la extinción del fuego requirieron el corte de tres carriles.