Las colas y los tiempos de espera para pasar los controles de seguridad del aeropuerto de E Prat son de entre 20 minutos y media hora este sábado por la mañana, unos parámetros que los responsables de Aena consideran los normales para un sábado de agosto. Entienden, por lo tanto, que la huelga de los vigilantes de seguridad que gestionan los filtros de seguridad que tienen que pasar los pasajeros no está teniendo efectos sobre el funcionamiento del aeropuerto, principalmente por el 90% de los servicios mínimos impuestos por el ministerio de Fomento.

De hecho, de momento, la fluidez es superior a la de ayer, primer día de la huelga, porque hay menos pasajeros que tienen que pasar por los controles. Según fuentes de Aena, este viernes había 185.000 viajeros previstos, mientras que para este sábado hay unos 160.000.

Ayer, el tiempo de espera para superar los controles de seguridad fueron de entre 10 y 20 minutos, excepto en un pico que se produjo entre las 9.00 y las 10.00 horas, una franja en que las colas a la T2 eran de una hora.

Los trabajadores de Trablisa han criticado que con servicios mínimos del 90% es "prácticamente imposible" que se note la incidencia de huelga y han asegurado que la empresa no está cumpliendo con todos los protocolos de seguridad al haber reducido el número de vigilantes por filtro.