Al poco de saberse la sentencia contra los líderes independentistas encarcelados por el 1-O han empezado algunas movilizaciones independentistas para mostrar su rechazo a la decisión del Tribunal Supremo.

En Barcelona, los estudiantes han cortado en la Zona Universitaria la Diagonal al empezar una marcha para ir hasta la plaza de Cataluña dónde han sido convocados a mediodía. También se han hecho cortes en el tránsito en la Gran Vía, la Vía Laietana, la Vía Augusta, la calle Urgell, la Rambla o la avenida del Paral·lel.

También las Rondas de Barcelona han sido cortadas en los dos sentidos de la marcha de manera intermitente, a pesar de que la policía ha ido abriendo diferentes tramos. En este contexto Transportes Metropolitanos de Barcelona también ha hecho desvíos de algunos de sus autobuses para evitar los cortes de tránsito.

El Trambaix también ha sufrido afectaciones en su servicio entre las paradas de Pius XII y Zona Universitaria en sus tres líneas, la T1, la T2 y la T3.

En Girona, fundamentalmente los estudiantes también de la Universitat de Girona, han salido a la calle en protesta por la sentencia del 1-O. Los estudiantes y algunos trabajadores de la universidad se han desplazado hasta el rectorado y hasta la sede de la Generalitat de la ciudad. En las comarcas gerundenses también se ha cortado la C-66 cerca de la Bisbal d'Empordà en los dos sentidos de la marcha.

Otras carreteras que han sufrido cortes independentistas han sido la C-17 en Vic en los dos sentidos de la marcha, la N-II en Mataró, la C-66 en Celrà, la C-31 y GI-634 en Verges, la T-315 en Reus, y la C-13 cortada en los dos sentidos en Tremp.