La Guardia Civil ha realizado en Cataluña la mayor confiscación de marihuana en España hasta la fecha: 2.700 kilos ya procesados. 25 personas de varias nacionalidades y con edades que van de los 20 a los 60 años han sido detenidas en el marco de esta operación, denominada Heyho y ejecutada con la colaboración de las policías locales de Llinars del Vallès, Sant Esteve Sesrovires y Lloret de Mar.

Los responsables de la organización eran británicos y neerlandeses. Dos plantaciones de marihuana han sido desmanteladas en Cabrera de Mar y Calafell. A los detenidos, que residían en esta última localidad y en Mataró y Castelldefels, se les atribuyen delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas, falsedad documental y defraudación de fluido eléctrico cifrada en 85.000 euros.

La Guardia Civil había iniciado la investigación el pasado mes de abril, cuando confiscó 400 kilos de marihuana y 20 de hachís en la Jonquera y determinó la existencia de una organización establecida en Cataluña y el País Vasco que cultivaba y distribuía marihuana y hachís mediante varias células interconectadas.

Usando plantaciones indoor para producir y empresas ficticias y envíos camuflados entre productos legales, como hortalizas, para distribuir, destinaba la producción de droga al Reino Unido y los Países Bajos , precisamente de donde proced los jefes de la organización.