La sede de Barcelona en Comú ha recibido dos ataques los últimos días. Los autores del vandalismo han escrito las frases "la puta y la Ramoneta" y "Fraude Colau" con espray sobre la fachada del edificio de la calle Marina número 131, según ha avanzado Betevé.

Además, también se han estrellado manchas de pintura amarilla en la cristalera superior y se han dibujado lazos amarillos en el pavimento de delante del inmueble.

Según testigos de los hechos, los presuntos autores de las pintadas fueron dos hombres y una mujer, los tres con la cara tapada. La versión del testigo dice que cuando esto pasó, la noche del viernes a las doce y media aproximadamente, no había la pintura amarilla en la cristalera. Así que todo apunta que el acto vandálico constó de dos partes.

El partido liderado por Ada Colau ha lamentado en  las Twitter las pintadas en la sede de la formación. "Lamentamos que un símbolo antirepressiu sea usado con finalidades partidistas e intimidatòries", han escrito.