Hay pocos precedentes, pero las dos principales organizaciones patronales, Foment y Pimec, y sindicales, CCOO y UGT, se ha puesto de acuerdo y han consensuado un comunicado conjunto valorando la delicada situación que vive Cataluña después de la sentencia del 'procés'.

Así, patronales y sindicatos hacen un llamamiento a "restablecer los espacios de convivencia y cohesión social". "La política está obligada a encontrar los mecanismos para resolver la compleja situación en que nos encontramos", afirman. A continuación, piden que, "lejos de intensificar las tensiones", se tienen que buscar "soluciones políticas colectivas y personales, como es el caso de los condenados con penas de prisión".

En el comunicado los agentes económicos y sociales hacen un llamamiento a "superar los bloques actuales" y a continuación piden "liderazgo institucional" para afrontar retos como la digitalización, la robotización, la transición energética, los retos climáticos y los retos demográficos.

"Recuperar la normalidad institucional tiene que permitir entomar un proceso de negociación entre instituciones para encontrar soluciones progresivamente satisfactorias, puesto que la situación actual perjudica los intereses de la sociedad catalana y española", lamentan.