En un comunicado hecho público por el sindicato CCOO se ha anunciado que "a partir de las 11.00 horas del día de hoy, 19 de febrero de 2019, los trabajadores y trabajadoras de Gallina Blanca inician una huelga indefinida como respuesta al anuncio de la empresa del cierre de la planta de Sant Joan Despí (Barcelona)".

Los trabajadores denuncian que la dirección de la empresa insiste en que la única alternativa viable es el cese de la actividad, sin garantías reales de mantenimiento de la ocupación y sin un plan social que responda a las necesidades y obligaciones legales que tienen respecto a los trabajadores y trabajadoras de Gallina Blanca.

Desde CCOO también se denuncia "enérgicamente la destrucción de la ocupación que se pretende hacer, y la progresiva degradación y destrucción del tejido industrial de la comarca del Baix Llobregat". El sindicato afirma que harán frente a las supuestas operaciones relacionadas con posibles recalificaciones de terrenos que sólo benefician a la empresa en detrimento del mantenimiento del suelo industrial. De hecho, el Ayuntamiento de Sant Joan Despí (PSC) ha anunciado que no tramitará esta operación inmobiliaria en los terrenos de la fábrica si no se da una solución satisfactoria a los 43 trabajadores que pueden quedar al paro.

Comisiones exige a la dirección de Agrolimen, en manos de la familia Carulla, que ejerza de manera responsable sus obligaciones sociales con las 43 personas que forman parte de la plantilla y en la cual no les queda más alternativa que convocar la huelga indefinida.