La Agencia Catalana de Turismo, organismo dependiente de la consejería de Empresa y Conocimiento, pagó durante el año pasado un total de 900.000 euros a la compañía de aviación Vueling, publica el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). Según se especifica en el convenio de colaboración, esta subvención es para “la promoción turística de Cataluña en el exterior mediante el refuerzo y la mejora del posicionamiento del destino turístico de Cataluña en mercados estatales e internacionales, favoreciendo la comercialización en el exterior y generando tráfico aéreo hacia Cataluña en las rutas de Vueling Airlines SA”. 

La compañía Vueling es una filial del holding International Airlines Group (IAG), que integra, además, las compañías British Airways, Iberia y Aer Lingus. IAG, que cotiza en bolsa, obtuvo el año pasado unos beneficios superiores a los 3.000 millones de euros

Esta subvención de la Agencia Catalana de Turismo a Vueling es, por lo tanto, una “gota” en el océano de beneficios que declara IAG. Muchos usuarios catalanes de Vueling se quejan, a menudo, que esta compañía –que tiene su base operativa en el aeropuerto del Prat- casi no usa nunca la lengua catalana en las comunicaciones dirigidas a los pasajeros, a pesar de la subvención que recibe de este organismo de la Generalitat.