El secretario de Infraestructuras de la Generalitat, Isidre Gavín, ha afirmado que el modelo que hace falta para el nuevo sistema aeroportuario catalán "no pasa por llegar a un acuerdo con una determinada compañía".

Gavín ha hecho estas declaraciones a la Cadena SER ante el malestar de los gerundenses sobre las presiones de Ryanair para conseguir más dinero en subvenciones para mantener la actividad al aeropuerto de Girona. Para Gavín "hace falta que el aeropuerto tenga unas condiciones que permitan que cualquier compañía consiga una rentabilidad mínima y traer turismo".

Ryanair recibe 3,5 millones de euros anuales por mantener la operatividad de sus aviones en el aeropuerto de Girona, pero la compañía ha amenazado con el cierre de su base gerundense, una amenaza que para Gavín ya no tiene marcha atrás al considerar que la compañía irlandesa ya no está dispuesta a negociar.

El responsable de Infraestructuras del gobierno catalán afirma que la solución pasa porque "los aeropuertos de fuerte temporalidad" cómo sería el caso del de Girona tengan una política de tasas diferente de los que operan siempre con el mismo volumen de tránsito. Por este motivo Gavín ha dicho que quieren negociar las tasas del aeropuerto de Girona, el cual tiene problemas con la actividad en invierno, con Aena.