Cataluña sigue perdiendo sedes sociales de empresas que deciden trasladarlas a otros puntos de España, y en especial en Madrid. Así, el año pasado hasta 2.359 empresas sacaron su sede social de Cataluña, según los datos del Colegio de Registradores de España.

En concreto, de las empresas que han sacado su sede social de Cataluña un total de 1.288 decidieron ubicarla en la Comunitat de Madrid, hecho que se produce con continuidad desde los días más conflictivos del procés, y en concreto desde la celebración de la consulta independentista del 1-O del 2017.

En los datos publicados en el Anuario Mercantil 2018 del Colegio de Registradores de España se indica que hasta 2.530 empresas trasladaron su sede en España para situarla en Madrid.

En este contexto, Cataluña registró durante el año pasado la llegada de 467 empresas que decidieron instalar su sede social.