El ministerio de Industria ha propuesto a la surcoreana LG que invierta 1.600 millones de euros en la planta de Nissan en la Zona franca utilizando 600 millones de euros que pondría el mismo estado español, según publica este domingo el diario Ara.

La propuesta a LG, que sería una de las más avanzandas que se están negociando, junto con la de Schneider, que Fomento explicó a ACN, se podría cerrar a finales de mes. La idea es que los 600 millones de euros que ponga el gobierno español se canalicen a través del fondo de rescate para empresas afectadas por la Covid-19 que gestiona el ministerio de Economía a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Si finalmente hay acuerdo, se aceleraría el cierre de la automovilística japonesa, porque LG quiere empezar las obras en la planta de la Zona Franca para adaptarlas a su producción cuanto antes mejor. Hay que recordar que inicialmente, y después de una larga negociación que contó con la mediación de la Generalitat, Nissan y el comité de empresa pactaron este verano que el cierre de la automovilística no se haría efectivo hasta diciembre del 2021.

Los planes de LG para la planta barcelonesa prevén dar trabajo a 1.500 trabajadores. Esto quiere decir que se podría mantener toda la plantilla de Nissan que se quedara en paro a raíz del cierre, porque, a pesar de que la automovilística cuenta con unos 2.200 trabajadores en la Zona franca, un millar (los de 51 años o más) se incluirían en el plan de prejubilació acordado en las negociaciones.