El sindicato CCOO denuncia que si bien se ha constatado una mejora clara en la agilització de las transferencias de las prestaciones mediante el convenio entre el servicio público estatal de ocupación estatal (SEPE) y las entidades financieras, sigue sin solucionarse la gestión de las reclamaciones.

De hecho, este jueves, CCOO de Cataluña pasó un nuevo documento con reclamaciones colectivas a la dirección del SEPE, para exponer que ya son más de 230 los nombres de empresas que se han trasladado al SEPE para que se revisen los expedientes de regulación y las prestaciones asociadas, y que son más de 15.000 los trabajadores y trabajadoras afectados.

En un comunicado del sindicato se informa que empresas como EUREST, Vuitton o Roca tienen por ahora plantillas que mayoritariamente no han cobrado o han cobrado parcialmente y en algunos casos desde marzo. Y que esto comporta extrema vulnerabilidad e insolvencia para demasiados hogares trabajadores que no piden una ayuda, sino una prestación por la cual han cotizado y que les corresponde.

CCOO de Cataluña, en el comunicado, valora muy positivamente la dedicación y esfuerzo de la plantilla del SEPE en su conjunto, pero añade que reclaman una vez más recursos inmediatos y una mejor coordinación entre servicios públicos de ocupación para facilitar que se atiendan las reclamaciones y facilitar el cobro de la prestación tan pronto como se pueda, que en el caso de reclamaciones colectivas se contacten las empresas para solucionar con diligencia los errores existentes, que se recupere la atención telefónica, y que se contemple la posibilidad de dar prioridad a las bases reguladoras bajas y dato de presentación de la reclamación para anticipar situaciones de insolvencia.