El grupo italiano Enel ha decidido no renovar a Borja Prado como presidente de Endesa después de haber estado diez años en el cargo. La decisión se ha tomado después de los reiterados enfrentamientos entre Prado y el consejero delegado de Enel, Francesco Starace.

Se da la circunstancia que Enel dispone del 70% del capital de la empresa eléctrica española. Starace llegó al cargo en 2014 por indicación del primer ministro italiano de aquel momento, Matteo Renzi.

Diferentes fuentes apuntan que Borja Prado, hijo de quien fue durante 20 años el administrador del rey Joan Carles, Manuel Prado y Colón de Carvajal, cobrará más de 12 millones de euros de indemnización para marcharse de Endesa.

Se apunta que el sustituto de Prado en la presidencia de Endesa podría ser el expresidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, a pesar de que las funciones ejecutivas recaerían en José Bogas quién ha estado trabajando junto a Prado estos últimos años.