El ministro de Economía, Luis de Guindos, no contempla incentivos para favorecer que las empresas que trasladaron su sede fiscal fuera de Cataluña, vuelvan "una vez se normalice la situación" después de las elecciones del 21-D. Así lo ha asegurado en el XII Encuentro de Economía de Se Agaró.

Según de Guindos, "la economía catalana es bastante atractiva" para que un vez se hayan eliminado "las políticas irracionales", las empresas vuelvan por ellas mismas". "Si se normaliza la situación de la economía catalana en el conjunto de la española y la zona euro, estoy convencido que será así".

El ministro ha defendido, durante su intervención, la aplicación del 155 y la convocatoria de elecciones porque ha permitido "dar la vuelta" a la "contracción importante del consumo privado" que ha vivido la economía catalana este octubre.