La Comisión de la Dignidad denunciará ante la Unesco el incumplimiento por parte del Gobierno Español de la Ley de 2005 que reconocía el restablecimiento de los documentos de la Generalitat que fueron sustraídos de Catalunya durante la Guerra Civil y que se conservaban en Salamanca.


Los documentos, que se acabaron de digitalizar en su totalidad el 31 de Diciembre de 2012, se mantienen en el archivo de Salamanca, pese a que la Ley establece que una vez realizada la copia electrónica los originales deben ser devueltos en un plazo inferior a seis meses. Por eso, la Comisión de la Dignidad ha convocado una rueda de prensa en la que han denunciado el incumplimiento.


En total, quedan por retornar una tercera parte de los papeles de Salamanca, que se corresponden a 411 cajasde archivos. 111 de dichas cajas estuvieron a punto de volver a Catalunya en 2011, pero el Gobierno socialista paralizó el envío antes de finalizar su Gobierno. Las otras 300 cajas resultan de la digitalización de los documentos que todavía faltaban.


La Generalitat ha costeado la digitalización de dichos documentos, que según el director del Archivo Nacional de Catalunya, Josep Maria Sans i Travé, presente en la rueda de prensa, ha costado más de un millón y medio de euros. Sans i Travé ha señalado al respecto de la polémica por la no devolución de los papeles de Salamanca que "de aquí a treinta años, los libros de Historia explicarán que a principios del siglo XXI Catalunya todavía era tratada como una colonia, porque diversos Gobiernos españoles han secuestrado nuestra memoria histórica".