‘Està passant’ se va de vacaciones antes de tiempo y bromeando con los muertos en los bombardeos de la Guerra Civil

En el último programa de la temporada, Peyu, Òscar Andreu y Natza Farré frivolizan sobre las bombas que cayeron en Cataluña y no explotaron

Òscar Andreu, Natza Farré i Peyu, en el último programa de 'Està passant' de la temporada 2023-2024, el 20 de junio

El programa Està passant de TV3 ya está de vacaciones. Se fue el viernes 21, antes de que lo hagan el resto de programas habituales de la parrilla de la televisión pública de la Generalitat. En el portal web de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) consta que la próxima semana se seguirá emitiendo en su franja habitual, de lunes a viernes, de 20:15 a 21 horas, pero hay que interpretar que es un error de los que avanzan la programación. A menos que TV3 tenga previsto hacer reposiciones de un programa que se supone que repasa la actualidad, lo que cuesta de creer.

Lo que también cuesta de creer es que en el último programa Lluís Jutglar (Peyu), uno de sus colaboradores habituales, se permitiera el lujo de hacer una broma que afectaba a las personas que murieron a causa de los bombardeos que sufrió Cataluña durante la guerra civil. La sección de Peyu ha consistido esta temporada en comentar algunas noticias aparecidas en los medios de comunicación. La segunda de las noticias que comentó el pasado jueves hacía referencia a que unos chicos de Tremp habían encontrado en el patio de su escuela una bomba de la guerra civil sin estallar mientras hacían un ejercicio que consistía en excavar tierra para hacer un bunker.

“Yo ya dije una vez que a juzgar por los proyectiles sin detonar que se han encontrado años más tarde en Catalunya no se entiende porque hubo tantos muertos en la Guerra Civil, porque no explotó nada, pero nada”, comentó Peyu ante el regocijo y las carcajadas del público y de los presentadores de Està passant, Òscar Andreu y Natza Farré. Andreu y Ferré se sumaron a la broma de Peyu y dijeron que quizás la gente había muerto porque las bombas no explotaban pero caían sobre sus cabezas. «Puede ser por el golpe», dijo Andreu. “Que les cayeran encima”, remachó Farré.

Peyu siguió: “Es muy raro. Si alguna vez hay otra guerra civil hay que cambiar el proveedor. Perdimos porque teníamos una mierda de bombas, hijo mío”. Los que perdieron la guerra no fueron, precisamente, los que arrojaban las bombas. El humorista se preguntó qué enseñan hoy en las escuelas catalanas y dijo que no sabía que se enseñase a hacer bunkers. “Si vuelve a haber una guerra civil, saber decir muy bien los pronombres débiles no te va a salvar. Si ven que hablas catalán muy bien lo más probable es que te eliminen”, fue su reflexión final.

En la exposición “Catalunya bombardeada” organizada con motivo del setenta y cinco aniversario de los bombardeos a la población civil y las infraestructuras catalanas, el Memorial Democrático de la Generalitat calculó que en Cataluña murieron unas 5.500 personas por las bombas lanzadas por los fascistas, 2.500 de las cuales vivían en Barcelona. La capital fue la ciudad catalana más castigada por los bombardeos. Entre los días 16, 17 y 18 de marzo de 1938, la aviación fascista italiana lanzó 45.000 toneladas de bombas en Barcelona en doce ataques que causaron cientos de muertos, miles de heridos y decenas de edificios destruidos por completo.

Los presentadores de Està passant anunciaron que volverán la primera semana de setiembre.

(Visited 160 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario