El PSC come terreno a Junts en su feudo gerundense

La candidatura socialista a las europeas fue la más votada en veinte localidades de la provincia como Figueres, Blanes, Sant Feliu de Guíxols, Lloret, Palafrugell, Begur o La Jonquera

La líder socialista gerundense Sílvia Paneque en un acto de la campaña de las elecciones europeas en Blanes

Siempre que hay elecciones, y aunque Junts pierda cientos de miles de votos, sus portavoces exhiben, hecho el recuento, un mapa de Catalunya teñido de color azul, que es el que identifica a este partido. Después de las elecciones europeas del 9 de junio, han vuelto a hacerlo. Sin embargo, el color azul de la demarcación de Girona ha sido sustituido por el rojo en un buen puñado de pueblos y ciudades donde la fuerza más votada ha sido la candidatura socialista encabezada en Cataluña por Javi López y en España por Teresa Ribera.

Los gerundenses eligieron más papeletas del PSC que las de ninguno de los otros partidos que competían en estos comicios en veinte poblaciones de la provincia: Figueres, Blanes, Lloret, Salt, Roses, Palafrugell, Sant Feliu de Guíxols y Castell-Platja d’Aro, Portbou, Begur, Massanes, La Jonquera, Maçanet de la Selva, Sant Miquel de Fluvià, Vilamalla, Vilafant, Santa Llogaia d’Alguema, Sarrià de Ter y Vilopriu.

Juntos ha continuado siendo la fuerza más votada en la provincia de Girona pero en relación a las elecciones europeas de hace cinco años ha perdido más de la mitad de los votos. Pasó de 150.000 a 68.000, lo que representa 13 puntos menos. Por el contrario, los socialistas mantuvieron prácticamente el mismo número de votos, cerca de 50.000. Estos votos representaron 9 puntos más que en las elecciones de 2019, debido al descenso generalizado de la participación.

La vocación independentista de Girona ha perdido energía y eso se ha notado tanto en el descenso de los votos a Junts como a ERC. El partido de Oriol Junqueras también perdió más de la mitad de los votos, pasando de 72.000 a 34.400, lo que ha supuesto un descenso de 5,3 puntos porcentuales. La candidatura liderada por Diana Riba ha perdido la segunda posición conseguida en las elecciones de 2019 en favor de la socialista. Sólo se ha impuesto en seis municipios pequeños: Cantallops, Das, Gombrèn, Mieres, Vallfogona del Ripollès y Vilamaniscle.

Otra muestra de la pérdida de fuerza del independentismo es el descenso de la participación en las elecciones del 9 de junio. Girona, donde el independentismo se ha hecho fuerte electoralmente desde que empezó el ‘procés’ ha sido ahora la circunscripción catalana con la participación más baja. Ha sido del 39,59%, casi 24 puntos menos que hace cinco años. Cabe señalar que en 2019 las elecciones europeas coincidieron con las municipales y que la candidatura de Junts la encabezaba el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, su máximo factótum.

Hay que tener en cuenta, además, que la CUP no se presenta a las elecciones europeas, por lo que el voto independentista que suele apostar por los anticapitalistas debía decantarse por la abstención o por Junts o ERC. Por otra parte, aunque no han sido el partido más votado en ninguna población gerundense, los partidos de derecha de raíz española PP y Vox han crecido en estas elecciones. El PP obtuvo 20.236 votos, el doble que en el 2019 y Vox, 12.154, 4,1% puntos más.

(Visited 60 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario