Borràs se queja de que Interior le retiró la seguridad el pasado noviembre

Interior niega que no haya enseñado el informe de la decisión a Junts, como dice la presidenta del partido

La expresidenta del Parlamento catalán Laura Borràs (ACN)

La presidenta de Junts, Laura Borràs, se ha quejado este miércoles de que a diferencia de los otros presidentes de partido, no tiene un equipo de seguridad. En una entrevista en la SER Catalunya, Borràs ha denunciado que el Departamento de Interior le retiró la escolta el pasado noviembre, “la misma semana” que se firmó el acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez. Todo ello, después de que la semana pasada la dirigente de Junts sufriera una agresión en un restaurante en L’Ampolla (Tarragona).

La también expresidenta del Parlamento catalán ha señalado que “repetidamente” ha pedido tener acceso al informe sobre la retirada de la escolta, pero que le ha sido denegado. Solo ha tenido una justificación “verbal” del gobierno catalán, quién le habría justificado, según Borràs, que era una persona “muy querida”.

En cuanto a los hechos de la semana pasada, la presidenta de Junts interpuso una denuncia ante los Mossos d’Esquadra por un delito de odio, después de que una mujer la atacara con una cubitera de hielo mientras gritaba «independentista, corrupta y malversadora».

La versión de Interior

Por su parte, fuentes del Departamento de Interior han remarcado a la Agencia Catalana de Noticias (ACN) que “quitar o poner escoltas” no es una decisión de la consejería o del consejero, sino que “es una decisión técnica que se hace en base a un informe de evaluación de riesgo de la seguridad de aquella persona”. En este sentido, Interior ha explicado que el director general de la policía, Pere Ferrer, mantuvo un encuentro con responsables de Junts en la cual les trasladó la decisión y les enseñó el mencionado informe. “No es cierto que no lo hayan visto”, han asegurado las fuentes mencionadas, que han recordado que este tipo de documentos nunca se reparten.

Desde Interior han explicado que hay varios niveles de riesgo en la seguridad de una persona y que esta no se reduce solo a «tener escolta o no tenerla». En el caso de Borràs, han afirmado que “el nivel de riesgo no justifica un escolta de forma permanente, pero si la presencia policial en los actos públicos que tenga”. Este tipo de dispositivos se elaboran en base a la agenda de actos de cada persona, pero según han indicado, por ahora, no se les ha facilitado esta información. En caso de que finalmente Junts decida trasladársela, “se ejecutará esta presencia policial”.

(Visited 37 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario