Puigdemont ha obtenido el segundo peor resultado de la historia de su espacio político en unas elecciones al Parlament

Junts sumó el 12 de mayo unos 365.000 votos menos que la media de los que ha conseguido el nacionalismo conservador en todos los comicios autonómicos desde 1980

Carles Puigdemont en el acto donde anunció que se volvía a presentar por tercera vez consecutiva a la presidencia de la Generalitat

La candidatura de Junts per Catalunya encabezada por Carles Puigdemont obtuvo el pasado 12 de mayo el segundo peor resultado de la historia del espacio político que representa: el nacionalismo catalán de derechas reconvertido en los últimos años en independentismo conservador. Esta candidatura obtuvo 674.896 votos, unos 100.000 más que la de Junts per Catalunya en las anteriores elecciones al Parlament de Catalunya, también encabezada por Puigdemont pero unos 365.000 menos que la media de los obtenidos por el nacionalismo conservador en los comicios autonómicos desde 1980: 1.039.000. En las elecciones del 21 de diciembre del 2017, con Puigdemont también como cabeza de cartel, Junts per Catalunya obtuvo 948.233 votos; es decir, unos 275.000 más que el pasado 12 de mayo.

Jordi Pujol, como candidato a presidente de Convergència i Unió, superó en varias elecciones el millón de votantes. Sólo en las primeras, el 20 de marzo de 1980, quedó por debajo de esa cifra: 754.448 votos. Entonces hubo 2.730.111 votos válidos. En las del 12 de mayo hubo 3.121.964 votos válidos. Es decir que con cerca de 400.000 votos válidos más que en 1980, Puigdemont obtuvo unos 80.000 menos que el nacionalismo de derechas que representaba Pujol.

Esquerra Republicana de Catalunya, que en las últimas elecciones obtuvo 427.135 votos, perdió unos 180.000 en relación a los 605.581 que consiguió el 14 de febrero del 2021. Pero, pese a este descenso, los que tuvo el 12 de mayo representan 77.000 más que su promedio histórico desde 1980, que es de unos 350.000. El nivel máximo de votos obtenido por ERC en unas elecciones al Parlament de Catalunya fueron los 935.861 del 21 de diciembre de 2017. El mínimo, los 111.647 del 29 de mayo de 1988, en una candidatura con Joan Hortalà como candidato a presidente de la Generalitat.

El PSC es el partido que mejor librado sale en la comparación entre sus resultados el 12 de mayo y su media histórica. Salvador Illa ha obtenido 872.959 votos, unos 112.000 más que la media del PSC desde 1980, que era de 760.000 votos.

El Partido Popular, aunque ha pasado de 109.453 votos de las elecciones del 14 de febrero de 2021 a los 342.584 del pasado día 12, ha obtenido 38.000 menos que su media histórica. Los comunes han pasado de los 195.345 votos de 2021 a los 181.795 de ahora. Han perdido sólo unos 13.500 votos pero han quedado 81.000 por debajo de la media histórica si incluimos los obtenidos el espacio que representan concurría electoralmente con las siglas del PSUC o IC-Verds, unos 262.000.

(Visited 79 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario