¿Ha dicho alguna vez Jordi Pujol que para ser un país hacen falta «mil muertos»?

. Se puede confirmar en los primeros minutos del documental “Katallani” que explica el encargo que hizo Jordi Pujol al artista Antoni Tàpies en 1989 para que hiciera una obra para la sala de reuniones del gobierno de la Generalitat. Pujol explica que un día estaba en Washington con un amigo de unos 25 años y pidió a este joven que hiciera un ejercicio de imaginación.

“Situémonos en el Capitolio. Más abajo está la estatua de Lincoln y todo eso. Más abajo, el obelisco de Washington. A la izquierda se encuentra la casa que había sido de Jefferson. Tiras más abajo y encontrarás la Casa Blanca. Poco más abajo, el Smithsonian Institute, el Instituto de Historia de Estados Unidos. Y, al final de todo, pasaremos el río e iremos al cementerio de Arlington. Y esto es la culminación. Y, si quieres acabar la culminación mejor aún, allí que hay una pequeña colina está la tumba de Kennedy, con esas frases célebres: americano, no te preguntes lo que América puede hacer por ti, etcétera, etcétera. Pasaremos la llama, la antorcha de nuestra generación a la siguiente…”, dijo.

“¡Un país es esto, puñeta! ¡Ah! Y mil muertos, ¿no? ¡Y mil muertos!”, fue su conclusión.

El documental, realizado por Societat U de Barcelona (SUB),  es una auténtica joya que ha circulado demasiado poco.

(Visited 242 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario