Ester Capella miente en una respuesta parlamentaria al hablar de las incidencias en Ferrocarrils de la Generalitat

Presenta un balance de enero a agosto en el que ignora decenas de ellas, incluso la del tren que tenía que ir a Terrassa y se desvió hacia Sabadell en el mes de mayo

Resposta de la consellera de Territori, Ester Capella, al diputat socialista Jordi Terrades sobre les incidències a FGC entre gener i agost de 2023

Ester Capella ha presentado un balance de las incidencias que ha sufrido el servicio de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) entre los meses de enero y agosto que es una verdadera tomadura de pelo. La consejera de Territorio ha contestado una pregunta por escrito del diputado socialista Jordi Terrades diciendo que, en ese periodo, FGC sólo tuvo 17 incidencias: 3 en la línea Barcelona-Vallès, 12 en la Barcelona-Anoia y 2 en la Lleida-La Pobla. Además, ha añadido que 5 de las incidencias han sido por «motivos ajenos al servicio». Un simple vistazo al perfil corporativo de FGC en X demuestra que esta cifra dista mucha de la realidad.

La respuesta es tan esperpéntica que en ella no consta ni siquiera el error que cometió el Centro de Control de Tráfico de la empresa, el 15 de mayo, cuando desvió hacia Sabadell un tren de la línea Barcelona-Vallès que tenía que ir a Terrassa. La consejera de Territori asegura en su respuesta a Terrades que en el mes de mayo los trenes de FGC no sufrieron ninguna incidencia, ni en la línea Barcelona-Vallès ni en ninguna de sus líneas. También afirma, por ejemplo, que en el mes anterior, en abril, tampoco se produjo ninguna incidencia en esa línea. El 24 de abril, FGC anunciaba en X: “Línea Barcelona-Vallès. El servicio de trenes funciona con la frecuencia alterada a causa de una avería de tren y un acto vandálico”. Dos días después, nueva avería: “Línea Barcelona-Vallès. El servicio de trenes de la Línea S2 con origen en Pl.Catalunya funciona con la frecuencia de paso alterada, desde la estación de Sant Cugat, a causa de una avería de tren”. El mismo día, el servicio entre Mira-sol y Rubí estuvo interrumpido «debido a un atropello».

En julio no hubo ninguna incidencia en la línea Barcelona-Vallès, según la consejera. El día 4, la compañía informó que en esa línea “el servicio de trenes con origen en plaza Catalunya funciona con las frecuencias de paso alteradas a causa de una avería de tren”.

FGC considera una incidencia cuando, por algún motivo, un tren lleva un retraso de más de tres minutos. Así lo explicaba en un mensaje a X la propia empresa: “Ferrocarrils considera que una incidencia es determinada como tal cuando afecta al tráfico ferroviario en un lapso de tiempo superior a los 3 minutos”. Prácticamente cada día hay retrasos superiores a los tres minutos en las líneas de tren de las que informa Capella en su respuesta parlamentaria.

Curiosamente, los datos de incidencias que aporta son muy inferiores a los que Territorio aseguró que se habían producido el pasado año entre enero y noviembre. En aquellos 11 meses, según el entonces conseller Juli Fernández, las tres líneas mencionadas de FGC sufrieron 79 incidencias: 37 en la del Vallès, 26 en la de l’Anoia y 16 en la de Lleida-La Pobla de Segur. Es decir, de 79 incidencias en 11 meses en el 2022 a 17 en 8 meses en el 2023. Pasar de siete incidencias al mes en el 2022 a dos no es un éxito glorioso de la gestión de la nueva consejera sino una fake news de las gordas.

(Visited 180 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario