Un agente de la Policía Nacional denuncia a una mujer que le dio un beso en la boca no consentido el 1-O

El demandante ha pedido que se le imponga una orden de alejamiento de 1.000 metros

Moment del petó entre una mujer i un policia a l'1-O

Un agente de la Policía Nacional ha denunciado por agresión sexual a una mujer que le besó en la boca en el marco del referéndum del 1-O de 2017. Los hechos tuvieron lugar en la Vía Augusta (Barcelona), ante los servicios centrales del departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya. En una demanda a la que tuvo acceso la ACN, el agente relató que el beso se produjo de forma «sorprendente» y «no consentida». El policía ha valorado que la acción buscaba una reacción que desencadenara en una situación de «violencia generalizada» en un momento de máxima tensión entre los manifestantes y los agentes que habían comisado las urnas que existían en el interior de la consejería, que funcionó como colegio electoral.

La denuncia se ha interpuesto ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona. Según la querella, los hechos se produjeron en el momento en que los agentes se replegaban «entre gritos, insultos, agresiones y vejaciones». El policía ha relatado que la mujer, de unos 60 años, se le acercó, le insultó, y al observar que hay una cámara cercana a los dos lo besó: “Me cogió con las dos manos del cuello y del casco antidisturbios que llevaba al ir de uniforme, y acercando mi cabeza a la suya me inmovilizó y besó la boca”, ha relatado.

El denunciante ha asegurado que el suceso ocurrió «en un ambiente de extrema violencia ambiental», y ha considerado que además de tener un «ánimo libidinoso» buscaba «una reacción» en su persona que sirviera para desencadenar «una situación de violencia generalizada». Asimismo, el agente ha afirmado que sintió un «profundo asco», pero ha advertido de que su reacción fue «de contención ante la situación de extrema violencia» que los policías vivieron aquella jornada.

La denuncia va acompañada de un vídeo en el que se puede ver el momento exacto en el que se produjo el beso. El demandante ha solicitado al juzgado que identifique a la presunta agresora y ha pedido que se le imponga una orden de alejamiento de 1.000 metros y la prohibición de comunicación con él por cualquier medio.

 

El vídeo que recoge el momento del beso (minuto 1:33)

(Visited 143 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario