Laporta, de turista en el rancho tejano de JR hace dos semanas a pesar de la situación de riesgo

Por tercer año consecutivo, la negligencia del presidente ha arrastrado al Barça a la urgente y vergonzosa situación de tener a media plantilla por inscribir a pocas horas del estreno en LaLiga

Joan Laporta

A los socios y aficionados del FC Barcelona no les puede sorprender del todo que Alexandre Dreyfus, principal responsable de Socios.com, haya tuiteado hace apenas unas horas que su plataforma especializada en el intercambio de experiencias Fan Token no ha protagonizado ningún impago de acuerdo con las condiciones pactadas hace un año, cuando se cerró el acuerdo de la compra, por su parte, del 24,5% del negocio digital relacionado con Barça Studios. “No es porque se haya publicado en la prensa, que eso es cierto 🙂 Sin ofender. No se ha producido ninguna falta de pago y tanto Orpheus Media como nosotros estamos al corriente de pago. Gracias. JAJAJA. Somos socios de 80 equipos de fútbol en todo el mundo, incluidos City, Arsenal, PSG, Juve, Inter, etc.”, ha aclarado Dreyfus.

¿A qué ha estado jugando, pues, Laporta, intentando a la desesperada cubrir los 60 millones que reclama LaLiga correspondientes al primer vencimiento del pago de los 180 millones pendientes? Sin duda a aumentar un estado de desconcierto con otra de esas farsas tan propias y habituales de un mandato que, precisamente esta semana, está viviendo uno de sus episodios más surrealistas y desconcertantes sin que a primera hora de este viernes, a 48 horas del inicio de LaLiga el Barça haya podido inscribir a buena parte de su plantilla, ni a los que llevan retraso desde otoño pasado, invierno y la primavera pasada, ni tampoco a los recién fichados este verano.

Al lo largo del jueves se dio por hecho la repalanca de Barça Studios en forma de reventa del 16%, hasta ahora en manos de Orpheus Media y de Socios.com, a través de la entrada accionarial de Libero Football Finance, el famoso fondo de riesgo alemán del que se viene hablando hace semanas, a cambio de 60 millones frescos, contantes y sonantes, asumiendo que la salvación in extremis del estreno de la temporada implica una devaluación de aproximadamente el 10% por ciento del valor imputado inicialmente al negocio digital atribuido a Barça Studios.

Se supone, según han reiterado todos los medios laportistas, que a lo largo del día de hoy, o a más tardar antes del domingo a la hora del debut del equipo de Xavi Hernández en Getafe, las inscripciones se habrán formalizado con algún recurso y hasta se podrá anunciar alguno de esos fichajes prescritos por ese batiburrillo de poder e intereses encontrados que hoy forman Laporta, Deco, Mateu Alemany y Xavi, entre los que no se puede descartar, incluso, el regreso de Neymar.

El mensaje de Socios.com no es distinto del enviado hace unas semanas por Jaume Roures, jefe de Mediapro, que también salió al paso de las informaciones sobre ese agujero de 60 millones, detectado en el momento de cerrar el ejercicio 2022-23, y de la alarma provocada en LaLiga hasta el punto de causar el bloqueo de la inscripción de buena parte de la plantilla de Xavi. En nombre de Orpheus Media, Jaume Roures también negó haber desatendido el calendario de pagos previsto y acordado hace un año.

Está claro, al margen de si ahora se revende parcialmente esa palanca, que si los compradores se enrocan, sin despeinarse, en esa postura quiere decir que alguien miente descaradamente en esta otra película de terror producida y protagonizada por la inagotable factoría de Joan Laporta. Alguien desde el Barça le aseguró y confirmó a LaLiga que a primeros de agosto tanto Orpheus Media como Socios.com habrían saldado el segundo pago por ese tesoro por el que ahora suspira Libero Football Finance, según otras fuentes bastante imaginativas en una especie de duelo al sol con otra financiera mexicana, Mountain Nazca.

Este escenario sugiere, por un lado, que si no existe realmente ese impago (de 60 millones) al que está previsto hacer frente el mes de diciembre próximo, Laporta ha engañado a LaLiga dando por contabilizado un ingreso imaginario que ha hecho saltar por los aires el plan de tesorería pactado con Javier Tebas. Por otro, ni Orpheus Media ni Socios.com han manifestado, hasta el momento de esta reventa salvadora inminente, su intención de desprenderse de parte de las acciones ni de haber puesto a la venta ese 16% del que habla la prensa laportista como solución temporal y de urgencia para recomponer el margen salarial inicialmente aprobado por LaLiga. El plan que tenía que permitir desde hace semanas la inscripción reglamentaria de los casos demorados y hasta de algún refuerzo, pudiendo mejorar esos recursos en función del beneficio de las ventas de futbolistas puestos en el mercado como Nico, Kessié y recientemente Dembélé.

Por cierto: en la misma medida que Laporta necesita como el oxígeno para respirar cerrar esa venta con el PSG, contradictoriamente desde el Barça se está retrasando la tramitación documental de su salida y el club francés amenaza con devolverlo al Barça y esperar a que quede libre dentro de un año. Sería un problema gordo, añadido, a las estrecheces de este agobiante fin de semana ahora que Laporta contaba con al menos 25 millones y la liberación de un salario que mejoraba sustancialmente su fair play. También ese fleco deber resolverse en las próximas horas en un sentido u en otro.

Volviendo al eje central de la tragedia en torno a Barça Studios, ¿puede que esa reventa de las acciones de Barça Studios haya sido, pues, otro de esos cuentos del aparato de propaganda laportista? Todo apunta a ese supuesto, a la posibilidad de que, en realidad, presidente y ejecutivos estén trabajando en una especie de préstamo puente hasta la certificación, en Navidad, de esa venta de Barça Studios que por ahora tiene más apariencia de operación fantasma.

No comment” ha sido la respuesta desde el entorno de la junta y de las fuentes oficiosas de comunicación a este nuevo tinglado financiero, ridículo e impropio de una entidad como el Barça si no fuera porque el relato de la prensa colaboracionista participa de esta carrera desesperada de la inscripción como si fuera una gesta o una divertida y refrescante atracción de PortAventura.

De esta ceremonia de la confusión lo poco que se ha sacado en claro es que finalmente Laporta no tiene otra salida que organizar una multi-solución en base a los ingresos por traspasos, la ayuda de un fondo de inversión en cualquiera de sus modalidades y la inevitable priorización de las inscripciones en función de las necesidades de Xavi y de las obligaciones contractuales contraídas, como en el caso de Ilkay Gundogan, sujeto a una cláusula de libertad en el supuesto de llegar a la primera jornada de LaLiga sin haberse validado su contrato.

Para los demás, hasta el 31 de agosto hay tiempo de formalizar y cerrar los casos pendientes, un periodo que a la fuerza Laporta deberá aprovechar y agotar, eso sí, habiendo provocado otra imagen de vergüenza para el club y de desidia, incompetencia y negligencia de una directiva que lleva tres veranos haciendo juegos malabares de última hora por culpa de su propio desorden e incapacidad interna. En agosto de 2021, Laporta tuvo que modificar el contrato de Gerard Piqué a 24 horas del debut de Memphis Depay, Eric García, Kun Agüero y Luuk de Jong, y el año pasado, además de la operación esperpéntica de Barça Studios -sobre la bocina- y de estirar el contrato de Samuel Umtiti, fue preciso depositar finalmente un aval personal de 11 millones de euros entre Joan Laporta, el tesorero Ferran Olivé y el propio Mateu Alemany para que pudiera jugar Jules Koundé después de dos jornadas sin poder ser alineado.

Las filigranas, las prisas y el transitar por el alambre se vuelven cada vez más peligrosamente y cercanas a una catástrofe. De hecho, habiendo dispuesto de un año para eludir una situación recurrente y de enorme riesgo, ya es, en sí misma, una catástrofe y una vergonzante demostración de ineptitud por parte de quienes, no hace ni dos semanas, hacían turismo a costa del club en una gira impagable por los EEUU.

¿Qué hacía Laporta en el rancho de JR, en Texas, mientras dejaba empeorar las cosas hasta la máxima degradación de sus responsabilidades? Pues eso, divertirse.

(Visited 233 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario