Burriana como “síntoma”, pero también como “reflexión”

El Ayuntamiento de la localidad valenciana de Burriana, con el Partido Popular y Vox en el gobierno municipal, canceló las suscripciones de todas las revistas en catalán, destinadas a adultos y niños, alegando que tenían un cariz independentista. La decisión desencadenó una avalancha de protestas en Cataluña y entre la izquierda valenciana, y hubo muchas muestras de apoyo a las revistas y a las entidades por la lengua del País Valenciano.

Lo que no fue tan sonado ni tuvo tantos titulares es la reflexión que en privado hacían muchas de las empresas que están detrás de las revistas que ahora han perdido la suscripción y los responsables de las entidades de fomento de la lengua en el País Valenciano. Y es que se preguntaban dónde estaban todos estos partidos, personalidades e instituciones que ahora protestan cuando se tenía que apoyar activamente al catalán y en las publicaciones, en el momento que podían crecer y mantener su consolidación porque no existía la amenaza de los gobiernos de PP y Vox. “Lo que ha pasado es un síntoma de cómo hemos dejado el catalán de lado, y también merece una reflexión sobre cómo damos por hecho que todo está bien y nada está en peligro”, aseguraba el editor de una de las revistas censuradas.

(Visited 82 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario