¿Qué es el índice ‘corruptor’ en el mundo arbitral del fútbol?

El exvicepresidente del Comité Técnico de los Árbitros (CTA) José María Enríquez Negreira

De toda la opacidad del caso Negreira, del cual por cierto se sabe prácticamente todo menos lo esencial, o sea la motivación real de esos pagos absolutamente sobredimensionados y a quién fue a parar el dinero, lo que plantea más dificultades será descubrir y relacionar los hechos con la vida interna del estamento arbitral.

Ese es un mundo realmente oscuro e impenetrable dominado por personajes no menos distantes y alejados del mundanal ruido del fútbol, pues los árbitros no hablan, no explican y no reaccionan.

Lo que sí se sabe y al Barça debería preocuparle especialmente es cómo van a reaccionar los testigos arbitrales a la pregunta clave del proceso sobre si Enríquez Negreira, por su rango y autoridad, puede ser acusado de manipular o influir en los ascensos y descensos de los árbitros, de Segunda a Primera y viceversa, durante el largo periodo en el que controló esta dinámica clave en la estructura del Comité Técnico Arbiral.

En este sentido, determinados medios han revelado que algunos colegiados, sobre todo los afectados por descensos, habían denunciado ser víctimas de algunas maquinaciones. Se dice que en tiempos de Negreira se aplicaba a las evaluaciones de los colegiados un índice corrector por parte de los ‘jefes’ que al final era determinante en la decisión sobre quién subía y bajaba de categoría. En los relatos se afirma que los propios colegiados se referían a este intervencionismo como ‘índice corruptor’, puede que como un calificativo en clave humorística o porque realmente se sospechaba que los clanes dentro del arbitraje jugaban un papel demasiado importante. “A nosotros solo nos decían nuestra nota final y, si reclamábamos, te contaban que había 40 por delante. Sin explicaciones”, se lamentaba un ex colegiado.

La cuestión es si la acusación podrá convencer al juez de que la autoridad de Negreira para decidir quién pasaba el examen o suspendía, sin duda un súper-poder en clave arbitral, pudo ser utilizado para conseguir esa ‘neutralidad’ y esa ‘tranquilidad’ que según ha declarado era el objetivo de su trato con el Barça y por lo que cobraba.

(Visited 125 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario