Junts jura que nada tiene que ver con CDC, pero no cuela

Junts per Catalunya ha rechazado siempre ser el heredero natural de Convergència y de CiU, y nunca ha querido ser la nueva marca del espacio de Jordi Pujol, Artur Mas y tantos otros. Su ruptura con el PDECat ayudó a afianzar esta idea de que Junts era algo nuevo, en modo alguno ligado a la Convergencia de toda la vida, a pesar de tener dentro gran parte de ese partido, compartir muchos de sus votantes y haber cobijado el PDECat hasta hace cuatro días.

Pero la semana pasada el portavoz de Junts, Josep Rius, dijo en rueda de prensa que el partido estudiaba acciones judiciales por la operación Catalunya, y lo justificaba asegurando que «alteró» los resultados de las candidaturas de la CiU de Artur Mas y Xavier Trias en 2012 y 2015. O se es heredero para todo o no se es para nada. Lo de ahora es contradicción pura.

 

(Visited 47 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario