El ecologista Santiago Vilanova encabeza la lista de Los Verdes en Barcelona

Entre otras medidas, propone el cierre de la incineradora del Besòs

El ecologista Santiago Vilanova
El ecologista Santiago Vilanova.

El histórico ecologista Santiago Vilanova, ex-diputado del Parlamento de Cataluña, será el candidato a la alcaldía de Barcelona por el partido Los Verdes-Alternativa Verde, fundado el 1983, y pionero de la ecología política. Lo acompañan en la lista destacados fundadores de la organización, junto con ecofeministas, activistas en defensa del bienestar animal, de la arquitectura bioclimática, del naturismo y de las energías renovables.

Vilanova vive en el Raval y es periodista, escritor y consultor ambiental. Fue director de Diario de Barcelona durante el periodo autogestionado (1983-84), Premio Ciudad de Barcelona de Periodismo 1983; director de Gea-Consultors Ambientales y fundador de la asociación Una Sola Terra, organizadora de más de 50 simposios y jornadas internacionales para tratar los principales problemas ecológicos del planeta y sobre el cambio climático.

Co-fundador del Colectivo de Periodistas Ecologistas de Cataluña y director de la revista ecologista Userda. Ha escrito unos veinte libros entre los cuales destacan los relacionados con los tres grandes accidentes nucleares: «El síndrome nuclear. El accidente de Harrisburg y el riesgo nuclear el España» (1980); «Chernóbil: el fin del mito nuclear» (1988) y «Fukushima, el declive nuclear» (2012). Ganó el II Premio Xarxa de Ensayo 1978 como coautor de «El combate ecologista en Cataluña”. Su último ensayo «La emergencia climática en Cataluña. Revolución o colapso» analiza el impacto del cambio climático sobre el territorio a partir de las entrevistas y declaraciones de los más destacados ecólogos.

Fue miembro del Consejo de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Barcelona. Es miembro de ECOROPA (European Network for Ecological Reflection and Action», fundada por Denis de Rougemont, que agrupa a intelectuales del pensamiento ecologista, cientificos y bioregionalistas europeos, y de la asociación Journalistes-écrivains pour la Nature et l’Écologie. Ha sido impulsor de la sección de Ecología del Ateneo Barcelonès de la que fue elegido ponente el 2015.

Degradación del aire

Una de sus preocupaciones es la calidad del medio ambiente en la ciudad: “Todos los gobiernos que ha tenido Barcelona desde la transición democrática son responsables de la degradación que ha sufrido el aire que respiramos. Esta contaminación nos acorta años de vida y malogra nuestras capacidades cognitivas. A escala mundial, según la OMS, la polución del aire provoca 4,2 millones de muertes cada año. En Barcelona se podrían evitar cerca de 700 muertes cada año, según investigadores del Instituto de Salud Global; los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) y de partículas en suspensión finas (PM10, PM 2,5) y ultrafinas, benceno, ozono y benzopireno se sitúan entre los más elevados de las ciudades europeas. Estas partículas llegan a los pulmones y se introducen en la corriente sanguínea, provocando problemas cardiovasculares, ictus, infartos de miocardio y mortalidad prematura”, asegura.

Santiago Vilanova también recuerda que “el Tribunal de Justicia de la UE ha condenado a España por el incumplimiento sistemático de la norma comunitaria de calidad del aire en Madrid y Barcelona. Nuestra ciudad y el área metropolitana suelen sobrepasar los umbrales de seguridad de NO2 fijados en 40 microgramos por metro cúbico y vulneran el artículo 13 de la Directiva 2008/540/CE. Vivimos, atrapados, en una de las capitales más contaminadas de Europa. Los umbrales recomendados por la OMS no tendrían que superar los 10 microgramos”.

En este sentido, el candidato ecologista afirma que “la descontaminación del aire de Barcelona solo la solucionaremos haciendo bajar un 30% el uso del coche con medidas como fomentar el transporte público; las tarifas gratuitas o reducidas; impulsar el transporte de mercancías por tren; incrementar el coche y la moto eléctricos con instalaciones suficientes de recarga…”

Cerrar la incineradora del Besòs

Santiago Vilanova afirma que “si entramos en el Ayuntamiento de Barcelona, proponemos reclamar una auditoría ambiental y energética para tener un conocimiento real de la situación de cada distrito y de cada barrio en los temas relacionados con el reciclaje, el consumo de agua y de electricidad; las zonas verdes; los niveles de contaminación del aire y el estado de salud animal… La situación de la incineradora del Besòs es un grave problema ambiental que habrá que resolver con urgencia. Nuestra propuesta es cerrarla, como reclama la Plataforma por la Calidad del Aire. En sus hornos se queman 363.000 toneladas de residuos domiciliarios y comerciales al año (¡40 toneladas cada hora del día y de la noche!) y genera más de 80.000 toneladas de escorias y cenizas tóxicas”.

(Visited 332 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario