Esquerra ya está harta de los ataques que recibe de los exsocios junteros

ERC y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, llevan aguantando una hostilidad extrema y un ataque constante por parte de JxCat desde que los de Laura Borràs y Jordi Turull dejaron el Govern. Los republicanos aseguran que ya contaban con ellos. Pero ha llegado un momento en el que a Esquerra se le está acabando la paciencia, y además está viendo cómo su imagen está quedando tocada por el desgaste que le provoca Junts. Es por eso que ahora, que cuenta que Laura Borràs será condenada por su caso pendiente de sentencia, prepara un puñetazo sobre la mesa. Juntos ya corre que, en caso de que Borràs tenga que dejar el Parlament y pase de ser presidenta suspendida a expresidenta, Anna Erra la sustituiría en el primer cargo de la cámara.

Pero eso sólo podría ocurrir si ERC la vota en virtud de un pacto que daba a Junts la presidencia del Parlament y a Esquerra el liderazgo de la Generalitat. Pero los republicanos consideran el pacto roto por parte de Junts y eso hará que Esquerra ponga las cosas complicadas en Junts, ventando nombres para el cargo o incluso cediendo la presidencia del Parlament al PSC.

(Visited 40 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario