La empresa que gestiona el nuevo casino de Andorra perdió 9,2 millones y tiene deudas por 229 millones

En el mundo de los casinos existe el dicho que “la banca siempre gana”. Pero esto no siempre es así. Al menos, en el caso del grupo español Orenes, que es el que ha acabado asumiendo la gestión del casino UNNIC de Andorra, inaugurado este sábado día 4 de marzo.

En efecto, según la base de datos Axesor, de información comercial y financiera, el Grupo Orenes cerró el ejercicio del año 2021 (el último disponible) con unas pérdidas de 9,2 millones de euros. Además, arrastra un fuerte endeudamiento financiero de 74 millones a corto plazo y 145 millones a largo plazo: en total, 229 millones.

UNA COPIA DEL CASINO DE MURCIA

Lo Grupo Orenes –que no participó en el concurso convocado por el Consejo Regulador Andorrano del Juego (CRAJ) en 2017 para la adjudicación de la licencia del casino- ha conseguido, entrando por la puerta trasera, el control de este centro de ocio. UNNIC es una copia de la sala de fiestas y casino Odiseo que el Grupo Orenes tiene en Murcia.

Según el registro de sociedades de Andorra, la empresa murciana ha comprado el 25% de Jocs SA, que fue la ganadora del concurso del CRAJ. El 75% restante continúa en manos de los inversores andorranos que constituyeron Jocs SA (Ventura Espot, Gilbert Montané, Marc Martos, Enric Pujal, Joan Sauquet, Andreu Armengol, Antonio Puig Magariños…).

INFRACCIÓN «MUY GRAVE»

Al concurso convocado por el CRAJ, Jocs SA se presentó de la mano de la multinacional austríaca Novomatic, líder del sector del gaming en Europa, que tenía que aportar al proyecto de Andorra su solvencia tecnológica y su expertise en la gestión de casinos. Pero, a la hora de la verdad, en el centro UNNIC es el Grupo Orenes, y no Novomatic, quien corta el bacalao.

La ley andorrana del juego del año 2014 establece que las variaciones en el accionariado de la empresa adjudicataria del casino tienen que ser comunicadas y aprobadas por el CRAJ. En caso de incumplimiento, se considera una infracción “muy grave” que puede comportar la revocación de la licencia, el cierre del establecimiento y la inhabilitación de su titular.

PREOCUPA LA SOLVENCIA

El CRAJ también está encargado de velar por la solvencia técnica y financiera de los nuevos socios del casino. Según el informe de Axesor, la situación financiera del Grupo Orenes presenta síntomas negativos y muy preocupantes.

Además, al lado de los “gigantes” internacionales del sector que se presentaron al concurso de Andorra (Genting, CIRSA, Partouche, Barrière…), el Grupo Orenes es, comparativamente, muy pequeño. El casino más importante que explota en España es el de Murcia; además, tiene centros de juego en Badajoz, Castelló, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria. Su división internacional consta de tres salas en México (Chihuahua, Querétaro y León) y, partir de ahora, el casino UNNIC de Andorra.

CONTRATO CON NOVOMATIC

Jocs SA ganó el concurso del CRAJ gracias a su alianza con Novomatic, empresa con la cual firmó, el 25 de octubre del 2017, un contrato de prestación de servicios tecnológicos. La multinacional austríaca tenía que aportar, entre otras, las máquinas tragaperras.

Pero en el nuevo casino UNNIC no hay rastro de Novomatic. Las máquinas tragaperras son de la empresa española Zitro –que las instala gratis, con participación sobre beneficios-, proveedor habitual del Grupo Orenes.

MUCHOS INTERROGANTES

Entre los grupos internacionales que se presentaron al concurso del casino de Andorra y que quedaron descartados por el CRAJ, existe ahora expectación por ver cómo acaba todo. Con un socio “débil” como el Grupo Orenes y con una plantilla “hinchada” de 200 personas, el proyecto UNNIC presenta muchos interrogantes.

Además, se está estudiando si la aparente desaparición de Novomatic altera las condiciones de la adjudicación de la licencia a Jocs SA y se puede reclamar judicialmente su revocación. También se verificará que el CRAJ haya hecho correctamente su trabajo con la entrada del Grupo Orenes con el 25% de Juegos SA.

(Visited 1.066 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

1 comentario en «La empresa que gestiona el nuevo casino de Andorra perdió 9,2 millones y tiene deudas por 229 millones»

  1. Gracias por este artículo, es interesante notar que la prensa no ha dicho nada al respecto dentro de Andorra, y con el 10% de las acciones a punto de ser ofrecido al público, ¡es muy preocupante!

    Responder

Deja un comentario