El caos se instala en la ANC

Los críticos con la lista electoral que pretende Dolors Feliu se organizan como 'Colectivo Indesinenter' y acusan a la dirección de autoritarismo y rendirse a los intereses de Waterloo

Portal web de l'Assemblea Nacional Catalana on hi consten els membres del seu Secretariat Nacional

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha entrado en una crisis que no se ha cerrado con la dimisión de 13 de los 68 miembros que forman el Secretariado Nacional de la plataforma y la renuncia de Jordi Pesarrodona al cargo de vicepresidente, el 18 de febrero. La discordia interna sobre la creación de una candidatura electoral independiente de los partidos políticos que defiende la presidenta de la ANC, Dolors Feliu, genera muchas dudas en el seno de la entidad. Las críticas a esta propuesta proceden, sobre todo, de miembros de la ANC que forman o han formado parte de partidos como ERC o la CUP. Este sector reclama la celebración de elecciones para renovar la dirección de la entidad. El cargo de Feliu está en el aire.

Las acusaciones y críticas entre los partidarios y los contrarios a la lista electoral propia han sido continuas desde la dimisión de los 13 secretarios nacionales el pasado sábado. Algunos de los críticos han acusado al sector mayoritario de actuar a las órdenes de Carles Puigdemont y de dejarse utilizar por el expresidente de la Generalitat como una herramienta de choque contra ERC y el gobierno catalán, después de que lo abandonase JxCat. La organización Poble Lliure ha advertido, en un documento titulado «Para volver: necesitamos a la ANC», que convertir esta entidad en un partido político «con el reparto y las dinámicas propias de este tipo de estructuras, sólo favorece a anestesiar la capacidad de presión hacia los partidos”. Este documento deja en falso al representante que tiene Poble Libre en el Consell de la República, Guillem Fuster. Ni Puigdemont ni ningún dirigente del Consell de la República han manifestado su posicionamiento ante la crisis de la ANC.

El sector crítico compró el dominio indesinenter.cat dos semanas antes de la reunión del pasado sábado y publicó allí su manifiesto con el título “¡Dimitimos para devolver la fuerza a la gente!”. Este febrero también han creado un canal de Twitter, @Indesinenter_SN que, de entrada sólo contaba, con 18 seguidores. Entre estos seguidores estaba alguno de los secretarios nacionales que han presentado su dimisión, algún personaje mediático, como el filólogo Josep Maria Virgili, o el perfil de EmpresarisANC. Entre estos seguidores también se encuentra Arià Bayé, ex- dirigente destacado de la ANC pero que ahora no forma parte de su Secretariado Nacional, que ha mantenido un tenso intercambio de mensajes con uno de los secretarios fieles a Dolors Feliu, Anthony Sánchez. El pasado lunes, Bayé se dirigía a Sánchez para decirle “iros a cubrir vuestras ansias de protagonismo electoral a Solidaritat, al Front o cualquier frikada y dejad en paz a la ANC”. Sánchez, que presidió las juventudes de JxCat, le contestó: “Respeta de una Santa vez la voluntad de los socios. El debate continuará y la decisión será suya”. Bayé, uno de los miembros de la ANC que aparecen como supuestas víctimas del espionaje con Pegasus, cerró la discusión así: “Por suerte, los estatutos están por encima de los delirios de algunos y de la hoja de ruta. De hecho, ya se hicieron para evitar que algunos instrumentalizaran la ANC con aspiraciones personales y electoralistas”.

Como dice Anthony Sánchez, el debate continuará. La crisis de la ANC sigue abierta.

(Visited 191 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario