Comerciantes de Santa Caterina denuncian un incremento de robos en la zona

Los propietarios de los comercios consideran que los entes públicos "no hacen todo el trabajo que se tendría que hacer"

    Destrozos en un comercio de Santa Caterina donde han entrado a robar

    La Asociación Santa Caterina, formada por comerciantes y vecinos del barrio de Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera del distrito de Ciutat Vella (Barcelona) asegura que los robos e intentos de robo en comercios se han incrementado notablemente durante los últimos dos meses, hasta el punto en que hay días que se producen hasta dos o tres. Las personas que viven y/o trabajan en el barrio afirman sentir «inseguridad y preocupación» por la situación, y reclaman a todos los integrantes de la Administración pública -políticos, cuerpos de seguridad y sistema judicial- que pongan remedio a los «problemas de seguridad» de la zona.

    En conversación con EL TRIANGLE, el presidente de la Asociación Santa Caterina, Miguel Ángel Ortega, señala que si la f dealta seguridad persiste y, además, incrementa, los distintos entes públicos «tendrían que asumir que no se hace todo el trabajo que se tendría que hacer». En este sentido, Ortega explica que las asociaciones de comerciantes de Santa Caterina han echado en falta que el Ayuntamiento de Barcelona les haya preguntado por la problemática, y añade que, en algunas ocasiones, los cuerpos policiales no han seguido correctamente el protocolo, hecho que ha causado que se produzcan dobles robos.

    El presidente de la asociación ha confirmado a EL TRIANGLE que en tres casos, dos recientes y otro anterior, los ladrones han vuelto a los comercios donde acababan de robar cuando la policía ya se había marchado. De hecho, algunos testigos indican que los autores de los robos, cuando volvían, consumían comida o bebida mientras cogían más objetos. Según el protocolo, los cuerpos policiales deben bajar las persianas del local después de hacer la inspección pertinente cuando se produce un robo, pero como en estos casos no contactaron con los propietarios, las persianas no quedaron cerradas, hecho que los ladrones conocían y que ha causado que se produzcan dobles robos en el mismo local la misma noche.

    Por eso, señala Ortega, la asociación insiste en la necesidad de trabajar para que exista un protocolo que evite este tipo de situaciones y para que los cuerpos policiales tengan acceso al contacto de los comerciantes que lo deseen. Los dueños de comercios han informado de esto a la policía, que se ha comprometido a tratar de que no vuelva a pasar.

    Problemas diurnos y nocturnos

    Gran parte de los robos se producen por la noche, fuera del horario comercial, hecho que causa a los comerciantes «inquietud y desasosiego» por tener que estar pendiente del teléfono o de los ruidos que se escuchan. No obstante, la sensación de falta de seguridad se mantiene durante el día, puesto que como explica Ortega los mismos ladrones intimidan a los propietarios de los comercios.

    La primera hora de la mañana es también una franja «peligrosa», señala el presidente de la asociación, porque a veces hay gente trabajando a puerta cerrada en el interior de los locales y los ladrones, con el objetivo de robar alguna cosa rápidamente y salir corriendo, o bien pensando que no hay nadie, provocan algunas situaciones «tensas» de confrontación con los propietarios o trabajadores presentes.

    Ortega afirma que la asociación está «asfixiada» en cuanto a recursos humanos y económicos, y explica que los mismos socios son quienes se encargan de hacer las tareas de acompañamiento necesarias a los comerciantes, así como de las propuestas e iniciativas para mejorar el barrio y ayudar a los propietarios de los comercios. En este sentido, la Asociación Santa Caterina lamenta que las administraciones públicas destinen ayudas a nuevos comercios en vez de tener cuidado de los que ya están.

    «Cuidemos primero a los que están, que abrir un comercio es un proyecto de vida y ya nos cuesta bastante», reclama Ortega, que no descarta convocar movilizaciones más adelante si todos los miembros de la asociación están de acuerdo. Actualmente, la entidad de comerciantes está evaluando las nuevas medidas que el distrito ha implementado -más presencia policial y más agentes- un seguimiento que continuará haciendo tanto a corto como medio y largo plazo para velar por la buena salud y normalidad de los comercios de Santa Caterina.

    (Visited 271 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario