TV3 desinforma sobre el ‘Catalangate’ en el Parlamento Europeo

Joan Raventós, corresponsal de la televisión pública en Bruselas, dedica dos minutos de propaganda a Puigdemont y los suyos el día en que la comisión Pegasus desnuda las vergüenzas del informe

Joan Reventós, corresponsal de TV3 a Brussel·les informant sobre la sessió de la Comissió Pegasus del Parlament Europeu, el 29 de novembre

TV3 hizo un ejercicio de manual de lo que es la desinformación y la propaganda política en su información sobre la reunión de la comisión que investiga el caso Pegasus en el Parlamento europeo celebrada este martes 29 de noviembre. El corresponsal de la televisión pública en Bruselas, Joan Raventós, elaboró una noticia de dos minutos de duración en el TN vespre en la que ignoró la comparecencia del catedrático de Computación de la Universidad de Valencia, Gregorio Martín, que dejó en evidencia la falta de rigor científico del informe conocido como CatalanGate, elaborado por el colectivo de activistas canadienses Citizen Lab, y se limitó a dar voz a las víctimas del supuesto espionaje que se denuncia en él.

“Las infecciones detectadas por Citizen Lab pueden deberse al normal funcionamiento de los teléfonos. La posibilidad de crear falsos positivos es un hecho. El CatalanGate contiene un número de errores técnicos que hace que se le pueda calificar de falacia”, dijo textualmente Martín a lo largo de su comparecencia. A Raventós no le pareció importante esta información y las explicaciones en las que el catedrático valenciano denunció la carencia de credibilidad científica del CatalanGate e invirtió los dos minutos de su pieza informativa en dar voz a algunas de las supuestas víctimas. Una de ellas, el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, tuvo, incluso, el privilegio de realizar unas declaraciones personalizadas, además del corte de voz que se incluyó en la información sobre su intervención en la comisión. En la pieza que hizo Raventós en el TN migdia sí citó la intervención de Martín pero señaló que dos eurodiputados independentistas le habían reprochado que no aportara pruebas de sus acusaciones. En el TN migdia no tuvo tiempo para incluir la entrevista en Puigdemont pero si que incorporó unas breves declaraciones del ex conseller de Salut también huido a Bruselas, Toni Comín.

Raventós empezó su información en el TN vespre destacando que la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Esperanza Casteleiro, no había contestado a las preguntas que le habían hecho los eurodiputados durante su comparecencia telemática. Puigdemont, en la única entrevista que incluyó el reportaje, calificó la negativa de Casteleiro a responder a las cuestiones que le plantearon de “desprecio” y dijo que demostraba que “España tiene muchas cosas que esconder”.

La pieza de TV3 escondió no sólo la desautorización del CatalanGate que hizo Gregorio Martín, quien le dijo a Puigdemont que no le diera lecciones en cuestiones de tecnología, sino las intervenciones de los eurodiputados del grupo socialista, del Partido Popular y de Ciudadanos que plantearon cuestiones como la negativa de Citizen Lab a que sus conclusiones sean analizadas por una comisión independiente, la de las supuestas víctimas de espionaje que no han querido entregar sus teléfonos móviles a la justicia española para que constate las denuncias del colectivo canadiense o el fichaje sorprendente por este equipo del activista independentista Elies Campo, dos meses antes de publicar su CatalanGate. El abogado de Oriol Junqueras, Andreu van den Eynde, que compareció como víctima, no explicó por qué se ha negado, al igual que el resto de supuestos afectados por el espionaje con Pegasus, a que la justicia verifique las infecciones denunciadas de sus móviles.

Raventós sí citó a Van den Eynde en su información en el TN vespre para decir que él y el periodista Ignacio Cembrero “son dos víctimas del espionaje que comparecieron oficialmente en la Comisión Pegasus, a diferencia de otros espiados –políticos y activistas catalanes- a los que no se les ha hecho un hueco en el orden del día”. Se trata de una reivindicación absurda porque, según el CatalanGate de Citizen Lab, hay 65 políticos y activistas catalanes espiados y en cada reunión de la Comisión Pegasus comparecen unas cinco personas. El periodista de TV3, en cambio, no se enteró o no quiso explicar que los grupos políticos afines a los independentistas catalanes habían vetado días atrás la comparecencia del profesor de Ciencia Política y Administración de la UNED José Javier Olivas que lleva meses reclamando una comisión técnica independiente fiscalice el CatalanGate. Tampoco se enteró de que uno de los ponentes previstos –John Scott-Railton, investigador principal de Citizen Lab- se había borrado de la sesión al saber que se pondría en cuestión su CatalanGate.

«Las víctimas a las que no se ha permitido comparecer -políticos y activistas catalanes- se han tenido que conformar con llevar su testimonio al Parlamento europeo en una charla informal con eurodiputados», acabó diciendo Joan Raventós al despedirse con imágenes de una charla para participar en la cual se trasladaron desde Catalunya Elisenda Paluzie, ex-presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Elena Jiménez, de Òmnium Cultural, o Carles Riera, diputado de la CUP, entre otros.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.