La ‘Síndica de Greuges’ le pasa al CAC la patata caliente de la mofa en TV3 de los deportados por el nazismo

Amical de Mauthausen lleva un mes esperando que Joel Díaz se retracte de su alusión supuestamente graciosa a los “catalanes muertos de hambre” en ese campo de exterminio

Els cinc membres del Consell de l'Audiovisual de Catalunya, el dia del seu nomenament al Parlament

La ‘Síndica de Greuges’, Esther Giménez-Salinas, ha trasladado al Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) la petición de amparo que le hizo llegar el presidente de la asociación Amical de Mauthausen, Juan Manuel Calvo ante la negativa de TV3 a retractarse de la burla que hizo Joel Díaz, en el programa Zona Franca, de los deportados catalanes al campo de exterminio nazi de esta localidad. El 20 de octubre, Díaz empezó su monólogo en Zona Franca haciendo un comentario sobre la celebración de la Feria del Libro de Frankfurt. “Cataluña ha enviado a muchos libreros. Por tanto, en Alemania no se veían tantos catalanes muertos de hambre desde que cerraron Mauthausen”, dijo. El público no se rió y el presentador reaccionó diciendo: “No, ¿no? Aún no… ¿no ha pasado tiempo suficiente, todavía, no?, ¿para que haga gracia esto?”.

Al día siguiente, el presidente de Amical de Mauthausen, entidad que agrupa a los ex-deportados republicanos de los campos de concentración del nazismo así como a los familiares y amigos, tanto de los supervivientes como de los deportados que fueron asesinados, envió un mensaje a los responsables de Zona Franca a través de su web pidiendo que Joel Díaz se retractara de esta broma en el siguiente programa que se emitiera. Díaz no se retractó. Todo lo contrario, en este programa intervino un colaborador, Adri Romeo, que habló de “hijos puta” al referirse a quienes se habían quejado del gag. En esa conversación, el presentador de Zona Franca dijo que Amical de Mauthausen recibiría una llamada para hablar de su queja. La llamada no la hizo ni Joel Díaz ni el director TV3, Sigfrid Gras, sino Adrià Serra, que en ese momento era director de Zona Franca, cargo del que dimitió al cabo de unos días. Serra intentó convencer a Calvo de que la libertad de expresión ampara burlarse de los deportados catalanes muertos en los campos de concentración nazi. Lógicamente, el presidente de Amical de Mauthausen no se dio por satisfecho con sus explicaciones y visto que TV3 ignoraba su reclamación pidió amparo a la Síndica de Greuges el 16 de noviembre.

El 21 de noviembre, un mes después de la alusión a los “hijos de puta”, Romeu, en su tercera intervención en Zona Franca después de haber lanzado ese insulto, aseguró que todo había sido un malentendido. «Me refería a unos cabrones de Twitter y yo no tenía ni idea de que hubo un mal rollo», dijo. Los “cabrones de Twitter” se entiende que eran los que se quejaron de la broma de Díaz sobre los “muertos de hambre catalanes” en Mauthausen. “Tuvimos unos temas. Yo tampoco me di cuenta”, subrayó el presentador. A continuación, ambos elogiaron la labor que realiza Amical de Mauthausen y pidieron un aplauso del público para la asociación.

La entidad que reivindica la memoria de los deportados a los campos nazis y la reparación histórica por su sufrimiento y de sus familiares, descendientes y amigos, sigue reclamando que Joel Díaz reconozca su error y se retracte de su desafortunada comparación. Su obstinada negativa ha acabado llevando este escándalo a la comisión de Justicia del Parlament de Catalunya por iniciativa socialista y a la Comisión Europea a raíz de una pregunta del eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas.

Ahora será el Consejo del Audiovisual de Cataluña quien deberá decidir si Amical de Mauthausen tiene derecho a que Joel Díaz haga una rectificación pública de su broma o ha de conformarse con las explicaciones telefónicas de un director de Zona Franca que ya no ocupa ese cargo y los aplausos a la asociación un mes después de su queja.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.