La Comisión Pegasus del Parlamento europeo veta al profesor que ha denunciado la falta de rigor del ‘CatalanGate’ de Citizen Lab

La presión del colectivo canadiense y de asociaciones apoyadas por el Gobierno catalán consigue que se anule la comparecencia de José Javier Olivas y se cite a Andreu Van der Einde en su lugar

PEGA - Committee of Inquiry to investigate the use of Pegasus and equivalent surveillance spyware - Constitutive meeting

Comissió Pegasus al Parlament Europeu, amb l'eurodiputada Diana Riba (ERC), que n'és vicepresidenta, a l'esquerra de la taula

El profesor de la UNED José Javier Olivas, que ha denunciado la falta de rigor del informe que el colectivo canadiense Citizen Lab publicó el pasado 18 de abril con el nombre de CatalanGate fue convocado a comparecer el 29 de noviembre en la comisión de la Eurocámara PEGA que estudia el uso del malware Pegasus en varios países europeos. El secretariado de PEGA le envió un correo electrónico con la invitación el viernes 18 de noviembre a las 11.39 horas. Olivas contestó aceptando la invitación, lo que le obligó a suspender una reunión profesional que debía mantener para centrarse en la preparación de su intervención en la comisión. El martes 22, a las 7:33 de la mañana, el secretariado de PEGA le envió otro correo electrónico comunicándole que se anulaba su convocatoria a comparecer en esta comisión.

¿Qué había pasado? El lunes 21 de noviembre a las 11:39 horas, Rand Hammoud, de la asociación Access Now envió un correo electrónico al secretariado de la comisión PEGA diciendo que la invitación a Olivas y al catedrático de Ciencias de la Computación de la Universidad de Valencia Gregorio Martín “impediría el objetivo del comité de investigación y rendición de cuentas y desanimaría a las víctimas de testificar ante el comité en el futuro. Instamos a que reconsidere estas invitaciones”. Access Now presentó el pasado 29 de septiembre, en Ginebra, una iniciativa conjunta con el Gobierno de la Generalitat para reclamar la regulación internacional de las tecnologías de ciberespionaje. La petición de Hammoud de que se anulara la comparecencia de Olivas y Martín iba acompañada de un texto en el que acusaba a Olivas de acosar a las supuestas víctimas del espionaje con sus mensajes en Twitter y de no estar cualificado técnicamente para hablar del software Pegasus y a Martín de dar credibilidad al informe del investigador sobre ciberseguridad Jonathan Scott “Destapando a Citizen Lab: Desmintiendo el CatalanGate”. Olivas es investigador especializado en populismo y movimientos secesionistas como el catalán, que es el que encargó a Citizen Lab que hiciera el informe CatalanGate.

El catedrático Gregorio Martín hizo la peer review (revisión por expertos) que necesitan todos los trabajos académicos para tener validez científica, del informe de Jonatahn Scott. Precisamente, una de las denuncias que ha realizado José Javier Olivas, secundada por una quincena de profesores y expertos de numerosos centros universitarios de todo el mundo y un centenar de miembros del Foro de Profesores, es que el CatalanGate de Citizen Lab no ha sido revisado por ningún científico independiente.

La carta de Hammoud va firmada por 12 personas, entre ellas el director de Citizen Lab, Ron Deibert, y su investigador, John Scott-Railton. No la firma Elies Campo, un activista catalán que hizo de puente entre Citizen Lab y los dirigentes independentistas que aparecen como víctimas en el CatalanGate. Citizen Lab fichó a Campo dos meses antes de hacer público su informe sobre el supuesto espionaje a partidarios de la independencia de Catalunya. Le paga 5.000 dólares al mes. Su compañero en Citizen Lab Scott-Railton no quiere que Olivas comparezca en la comisión. Si lo hiciera compartirían mesa, porque él sí que intervendrá. John Scott-Railton y Ron Deibert no son expertos en ciberseguridad. Son politólogos como José Javier Olivas.

Por el momento, Gregorio Martín sigue figurando como compareciente en la sesión de la comisión PEGA prevista para el próximo día 29 de noviembre. Olivas ha sido sustituido por Andreu Van den Eynde, abogado de Oriol Junqueras. Van den Eynde y Junqueras figuran como víctimas en el CatalanGate de Citizen Lab. El caso del abogado es especialmente problemático porque Citizen Lab rectificó en su informe tras publicarlo la fecha en la que se supone que su teléfono fue infectado con el programa Pegasus.

El pasado 8 de noviembre, la diputada holandesa liberal Sophie in’t Veld, hizo público un borrador de las conclusiones de la comisión PEGA hasta entonces basado en 29 citas del CatalanGate de Citizen Lab y en 19 citas del digital independentista catalán El Nacional. Si tuviera que incluir las aportaciones de José Javier Olivas y Gregorio Martín en un nuevo documento debería cambiar de arriba abajo lo que redactó en el primero. Se entiende que no le haga ninguna ilusión que comparezcan en el Parlamento europeo el próximo martes.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.