Detenidos los responsables de un restaurante por obligar una mujer a trabajar en condiciones infrahumanas

La víctima fue captada para trabajar sin contrato, sufriendo maltratos verbales, sin poder salir al exterior y sin recibir ningún tipo de retribución

Agente de los Mossos d'Esquadra
Agente de los Mossos d'Esquadra.

Agentes de los Mossos d’Esquadra y de la Policía Nacional han detenido a dos personas a quienes se les atribuyen un delito contra los derechos de los trabajadores, y a un tercero a quien se le atribuye presuntamente un delito de usurpación de identidad.

Los Mossos d’Esquadra han informado este martes que el pasado 19 de abril, una mujer se dirigió a una comisaría de los Mossos para denunciar que estaba siendo víctima de explotación laboral, puesto que según manifestó, a mediados del mes de febrero contactó de manera telemática con una mujer que ofrecía trabajo como cocinera en un local de restauración de la localidad de la Sénia (Tarragona).

La víctima habló varias veces con esta persona hasta que llegaron a un acuerdo para que ella viajara a España desde Colombia para trabajar en este establecimiento, bajo el acuerdo de la regularización de su permiso de trabajo, un sueldo de 1.000 euros en el mes, y a banda facilitarle la manutención y la pernoctación en un piso con otras trabajadoras del restaurante.

La víctima llegó a Madrid el día 31 de marzo y se desplazó hasta la localidad de Castellón, donde el propietario del local la recogió para llevarla en la localidad de la Sénia, donde empezó a trabajar como cocinera.

Según manifestó la víctima, las condiciones de trabajo eran muy duras, con jornadas muy largas, un maltrato verbal continuado, y además, el propietario le impedía que saliera a conocer la población. Cuando la víctima reclamó unas mejores condiciones, el propietario la echó del trabajo y del domicilio, sin sus pertenencias, y sin pagarle ningún tipo de retribución.

Finalmente, agentes de la Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra de la División de Investigación Criminal (DIC) de la Región Policial de las Tierras del Ebro, conjuntamente con agentes del Grupo Local de Extrangería y Fronteras de la Policía Nacional con el apoyo de la Inspección provincial de Trabajo y la Seguridad Social, detuvieron los dos responsables de los establecimientos donde se llevaba a cabo la actividad ilícita, además de otra persona que se encontraba trabajando y que disponía de una documentación de otra persona.

(Visited 73 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario