Alud de alegaciones para salvar la huerta de Lleida

El PDUAE de Torreblanca-Quatre Pilans proyecta la implantación de un macropolígono de 1.282 hectáreas

El nou conseller de Territori i Sostenibilitat, Juli Fernàndez

El nuevo equipo de ERC que ha asumido la dirección de la conselleria de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, encabezado por Julio Fernández, se ha encontrado con un “patata que quema”, herencia de sus antecesores de JxCat. El pasado 7 de noviembre finalizó el período de información pública del Plan Director Urbanístico de Actividad Económica (PDUAE) Torreblanca-Quatre Pilans de Lleida, cocinado e impulsado por el anterior secretario de Movilidad y Logística del departamento, Isidre Gavín.

Como ya ha informado EL TRIANGLE, este PDUAE contempla la implantación de un macropolígono industrial de 1.282 hectáreas en la zona sureste de Lleida, en unos terrenos que, en su mayoría, están dedicados desde hace siglos a la actividad agraria. El brutal impacto medioambiental y paisajístico de este proyecto, que comportará la destrucción del pulmón verde de la ciudad, ha suscitado una importante movilización vecinal contra la Paeria, ya que el gobierno municipal apoya esta agresión sin precedentes contra la rica huerta de Lleida.

Son numerosas y de peso las alegaciones que se han presentado durante el período de información pública del PDUAE. Destacan, entre otras, las que han formulado el sindicato Unió de Pagesos, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Lleida, las asociaciones de vecinos de Torres del Grealó, Quatre Pilans y la Bordeta, las siete –muy bien trabajadas– que ha presentado el grupo municipal del Comú, el PSC, la CUP…

Destaca también el contundente y exhaustivo Informe de Sostenibilidad Ambiental elaborado por el ambientólogo Joaquim Guasch, en colaboración con el botánico Albert Tarragó, donde se detalla con precisión el gran destrozo ecológica que implicará la construcción de este macropolígono industrial. Sus conclusiones son demoledoras: “El PDUAE no tiene ningún tipo de lógica desde un punto de vista social, económico ni ambiental (…). La propuesta del PDUAE sigue con la mentalidad caduca y obsoleta de que los elementos que conforman la matriz biofísica –y al fin y al cabo, el territorio– existen para transformarlos. (…) Es un plan que nada tiene que ver con las necesidades del momento y es claramente incompatible e inviable en lo que se refiere al bienestar del medio ambiente”, afirman los autores del informe.

Este alud de alegaciones incide en aspectos como la agresión que significa el PDUAE contra las zonas protegidas de Torre Ribera y Mas de Melons-Alfés; la destrucción del paraje natural de la Clamor de Femosa; la incompatibilidad con diversas normativas europeas, la Ley de espacios agrarios, el Plan Territorial de las Terres de Ponent, etc.

La solidez técnica de las alegaciones presentadas obliga ahora a los nuevos responsables del departamento de Territori i Sostenibilitat a estudiar muy a fondo las respuestas que dan y las decisiones que adoptan. Si no son satisfactorias, los damnificados ya han anunciado que llevarán al PDUAE a los tribunales de justicia.

‘El Tito’ prepara un nuevo pelotazo

De manera sigilosa, en Lleida se está cocinando un nuevo pelotazo inmobiliario de grandes dimensiones. Es el que afecta a la zona sur de la ciudad, a ambos lados de la carretera LL-11. Aquí, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, la Paeria y la Generalitat habían planificado un Área Residencial Estratégica (ARE) que preveía la construcción de 3.673 viviendas, grandes zonas de equipamientos, naves comerciales… Con este fin se constituyó un consorcio público, con la participación del Incasòl, pero el proyecto nunca arrancó. Ahora, en vísperas de las elecciones municipales, la Paeria ha dado luz verde a la operación. Pero con una diferencia sustancial: el ARE ya no es de iniciativa pública, sino de tres propietarios particulares de parcelas: Carrefour, Sot XXI SL… y Trebor 2010 SL, la empresa del Tito Robert< /strong>, familiar del concejal de Urbanismo y teniente de alcalde Toni Postius (JxCat), que también tiene intereses en el macropolígono industrial de Torreblanca-Quatre Pilans. La Paeria es el principal propietario del ARE, con 13 hectáreas, pero ha decidido convertirse en comparsa de la operación.

(Visited 115 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario