¿Por qué cree Joel Díaz que puede hacer chistes sobre los catalanes que murieron de hambre en Mauthausen?

Porque ya han pasado muchos años desde el genocidio nazi. Lo explicó en una entrevista en naciodigital.cat pocos días antes de que se estrenara en TV3 el programa Zona Franca, que presenta Joel Díaz alrededor de medianoche, de lunes a jueves. Díaz empezó el cuarto programa de la temporada haciendo un comentario sobre la celebración de la Feria del Libro de Frankfurt. “Catalunya ha enviado a muchos libreros. Por tanto, en Alemania no se veían tantos catalanes muertos de hambre desde que cerraron Mauthausen”. El público no se rió y el presentador reaccionó diciendo: “No, ¿no? Aún no… ¿no ha pasado tiempo suficiente, todavía, no, para que haga gracia esto?”.

En la entrevista de naciodigital.cat, citaba a Woody Allen que, según él, aseguraba que “la comedia es drama más distancia”. Y a continuación Díaz decía que “eso significa que la materia prima sobre la que se construye la comedia es el drama. Por ejemplo, hace cuarenta años no podían hacerse chistes sobre el holocausto. Ahora ya se hacen. Hay alguien que ya ha considerado que tiene suficiente distancia respecto al drama para hacer comedia”. Alguien como él que nació hace cuarenta y un años.

Juan Manuel Calvo, presidente de la asociación Amical de Mauthausen, entidad que agrupa a los ex-deportados republicanos de los campos de concentración del nazismo así como a los familiares y amigos, tanto de los supervivientes como de los deportados que fueron asesinados, presentó una queja y pidió una rectificación con un mensaje que dejó en el portal web de Zona Franca. Pedía que el primer programa de Zona Franca que se emitiese la semana siguiente, Joel Díaz se retractara de su broma. Sin embargo, en el programa siguiente, Díaz no sólo no se retractó sino que conversó con un invitado, Adri Romeo, que trató de “hijos de puta” a Amical de Mauthausen por su queja. El director del programa, Adrià Serra, acabó telefoneando a Juan Manuel Calvo pero sus justificaciones no han satisfecho a Amical de Mauthausen.

En los campos de concentración de Mauthausen y Gusen, que se abrió cuando el primero quedó desbordado, fueron asesinados durante la segunda guerra mundial 4.427 españoles, de los que 936 eran catalanes. De los catalanes, 469 eran de Barcelona, ​​209 de Tarragona, 143 de Lleida y 115 de Girona.

(Visited 90 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario