Alumnos de Barcelona cortan la calle Viladomat para protestar contra el ruido del tráfico

La dirección de la Escuela Ferran Sunyer ha denunciado que los niños suelen llegar a casa “con dolor de cabeza” por la contaminación acústica

Calle Viladomat (@albert_stant, Twitter)
Calle Viladomat (@albert_stant, Twitter).

Los alumnos de la Escuela Ferran Sunyer de la calle de Viladomat, en el Eixample, y sus familiares han cortado la calle para protestar por el ruido del tráfico. Llevaban pancartas con mensajes como “Menos coches, más salud” y “No nos podemos concentrar con tanto ruido”.

La ‘Revolta Escolar’ ha vuelto a protestar ayer, viernes 4 de noviembre, por tercer curso consecutivo. 22 centros educativos de toda Barcelona han exigido más seguridad en los entornos escolares.

La Escuela Ferran Sunyer está al inicio de la calle Viladomat, que está afectado por la ‘superilla’ de Sant Antoni y la pacificación de la calle paralela, Comte Borrell. Con esta actuación urbanística, el ruido ha aumentado por el tráfico que se redirige.

Dolor de cabeza por el ruido

El volumen de vehículos ascendió un 20% en el 2017, cuando se pacificó Borrell. Con la pandemia, en el 2021 descendió el tráfico un 12% en comparación con los datos de hace 5 años. Ha bajado de 8.500 a 7.500 vehículos diarios, según datos del Ayuntamiento.

Nacho Pérez, de la Asociación de Familias de la escuela Ferran Sunyer, ha asegurado que la situación es insostenible: “Las calles venideras están pacificadas, pero nosotros tenemos la sensación que no somos una prioridad”. Ha indicado que los niños suelen llegar a casa “con dolor de cabeza” por el ruido. La dirección del centro lo ha corroborado y ha afirmado que hace tiempo que se quejan, pero no les hacen caso.

(Visited 266 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario