Piqué anuncia que cuelga las botas con su primer vídeo electoral

El central del Barça explica por sorpresa que este sábado jugará su último partido en el Camp Nou

El vídeo de despedida de Gerard Piqué, el defensa del Barça que ha sido titular desde la temporada 2008-09 a la 2021-22, lo divulgó el propio futbolista a última de la tarde para anunciar que cuelga las botas este sábado en el partido de Liga que disputará el equipo frente al Almería.

La decisión tiene que ver, visto el contenido tan emotivo y personal del vídeo, más con el futuro que con el pasado, pues Gerard ya sabía antes de empezar esta temporada que no sería nunca más titular con Xavi, y en el vídeo se despide con su firme promesa de volver al Barça, un anuncio que inequívocamente hace referencia a su determinación de asaltar algún día la presidencia del Barça.

Una ambición que podría materializarse en las próximas elecciones que, de no mediar una anticipación, se deberán celebrar en la primavera de 2025. Para entonces, Piqué ya podría estar del todo preparado para luchar por esa meta que siempre dijo tener en su imaginario barcelonista.

El central de la Bonanova nunca escondió esa voluntad y ahora deja bastante claro que ya se han cumplido, en su caso, todos los sueños de un niño del Barça que empieza creciendo en la Masia, llega al primer equipo, gana todos los títulos posibles, entre ellos cuatro Champions y dos Tripletes y además conquista como internacional una Eurocopa y un Mundial. Un palmarés insuperable al que ha podido añadir el hecho también único de pertenecer a la generación Messi y al mejor equipo de fútbol de todos los tiempos.

No hay que pasar por alto que Gerard deja el Barça después de ver cómo se había ido enfriando su relación con el presidente Joan Laporta, al principio de este segundo mandato muy marcada por su estrecha relación y por colaborar en la ‘marcha’ de Messi. Fue Piqué quién le recomendó echar a Messi como solución a los problemas económicos del momento y quien le prometió tranquilizar el vestuario tras esa sacudida.

El final no ha sido el mejor, después de que Laporta fuera quien lo señaló en la asamblea del 9 de octubre pasado como uno de los capitanes que, al negarse a reducir su salario, había provocado la necesidad de las palancas y de haber resituado la masa salarial desbocadamente en 656 millones. Una exageración y un embuste manipulado del presidente que, junto con el fallo en el primer gol del Inter en el Camp Nou, le valió recibir una pitada absolutamente orquestada, artificial y del todo injusta.

Ese fue el momento en que Piqué tuvo claro que la restitución de su imagen como barcelonista no se produciría vestido de corto sino, como ha hecho ahora, dando ese paso de salir por la puerta grande, yéndose antes de que lo echen y reconquistando ese prestigio exclusivo de alguien que es socio del Barça desde el día que nació y que ya le fue impuesta la insignia de plata en reconocimiento a su antigüedad de 25 años.

Piqué, en definitiva, ya ha colgado en las redes su primer vídeo electoral.

(Visited 210 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario