El PSC presenta una Propuesta de resolución ante la Comisión de Justicia del Parlament por las burlas de TV3 a los deportados a Mauthausen

Rechaza la banalización del sufrimiento de las víctimas en el campo de exterminio nazi que hizo Joel Díaz, en el programa 'Zona Franca', el 20 de octubre

Los diputados Alícia Romero, Rubén Viñuales y Ferran Pedret, del grupo Socialistes i Units per Avançar, presentaron el 28 de octubre a la Mesa del Parlament una Propuesta de resolución sobre el respeto a las víctimas de la deportación a los campos de concentración y de exterminio del régimen nazi, a fin de que sea sustanciada ante la Comisión de Justicia. En la exposición de motivos de esta Propuesta de resolución se explica que “en el programa Zona Franca, emitido por TV3 el pasado 20 de octubre de 2022, el presentador del programa (Joel Díaz) hizo un «chiste» relacionado con la celebración de la Feria del Libro de Frankfurt. «Cataluña ha enviado allí a muchos libreros. Por tanto, en Alemania no se veían tantos catalanes muertos de hambre desde que cerraron Mauthausen», dijo. El público no se rió y el presentador del programa reaccionó diciendo: “No, ¿no? Aún no… ¿no ha pasado tiempo suficiente, aún no?, ¿para que haga gracia esto?”.

La Propuesta de resolución recuerda, a continuación, que el presidente de la asociación Amical de Mauthausen, Juan Manuel Calvo, envió al día siguiente una queja formal a Zona Franca pidiendo una rectificación inmediata en el programa. Esta rectificación no se produjo y en la siguiente emisión de Zona Franca, Joel Díaz, según se señala en la exposición de motivos de la propuesta socialista, “en un diálogo con un invitado al programa hizo burla y escarnio de la asociación memorialista que agrupa a los supervivientes del horror nazi y sus familiares y amigos. Este invitado (Adri Romeo), calificó a Amical de Mauthausen de ‘hijos de puta’”.

La escena en la que se produjo este insulto está recogida así en el texto del grupo socialista: “El invitado explicó que había escrito un libro y lo presentó diciendo «Es como el diario de Ana Frank pero éste no lo ha escrito mi padre. Éste lo he escrito yo». El presentador, simulando preocupación, se exclamó, ante lo que el citado invitado preguntó: «No querías que hiciera ese chiste, ¿no?”. El presentador contestó: «No, porque tenemos unos problemas…». «Lo he visto. ¡Vaya hijos de puta!’, dijo entonces el invitado, añadiendo el insulto al escarnio. El presentador seguía la burla haciendo el gesto de hablar por teléfono y diciendo «Ya, después,… Amigos de Amical». El invitado insistía: «Hay que ser muy hijo de puta para hacer eso que están haciendo».

En Mauthausen y en su campo satélite de Gusen, que se abrió cuando el primero quedó desbordado, recuerda la Propuesta de resolución, fueron asesinados durante la segunda guerra mundial 4.427 españoles, de los que 936 eran catalanes. De los catalanes, 469 eran de Barcelona, ​​209 de Tarragona, 143 de Lleida y 11 5 de Girona. “Otros perdieron la vida justo después de la liberación de los campos, y todos los supervivientes arrastraron secuelas físicas y psicológicas mientras vivieron”, se lee en la Propuesta.

Los diputados socialistas consideran que “banalizar el sufrimiento de las víctimas catalanas de la deportación a los campos nazis (Mauthausen, Gusen, pero también Ravensbrück y otros campos) y, a través de ellos, el del conjunto de las víctimas del horror absoluto que supuso el sistema concentracionario del nazismo, es una forma de revictimización que, además, se produce en un contexto en el que siguen proliferando las teorías negacionistas del Holocausto”.

La Propuesta de resolución que tendrá que debatir próximamente la Comisión de Justicia del Parlament dice: “El Parlament de Catalunya rechaza la banalización del sufrimiento de las víctimas del sistema concentracionario nazi, considera especialmente grave que se produzca en programas emitidos por la televisión pública de Catalunya , y exige respecto a la memoria de las víctimas de la deportación en los campos de concentración y de exterminio del nazismo”.

En la comisión de control parlamentario de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) celebrada el día 28, el director de TV3, Sigfrid Gras, intentó quitarle hierro a la polémica diciendo que “aún sería más negativo disculparse en el programa porque la gente iría a buscar de qué nos estábamos disculpando” y que, por este curiosa razón, consideraron que sería suficiente con el correo electrónico que envió el director de Zona Franca, Adrià Serra, al presidente de Amical de Mauthausen “pidiendo disculpas si se había sentido ofendido y poniéndose a su disposición”.

¿Piensan el director y el presentador de Zona Franca y el director de TV3 que los familiares y amigos de las víctimas de los campos de exterminio nazi podían no sentirse ofendidos ante sus burlas?

La Comisión de Justicia del Parlamento tiene, ahora, la palabra, mientras el presidente de Amical de Mauthausen sigue exigiendo una rectificación en directo en Zona Franca.

(Visited 174 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario