Joel Díaz no se retracta de su broma en ‘Zona Franca’ sobre los catalanes muertos de hambre en los campos de exterminio nazis

Un colaborador de su programa, Adri Romeo, califica de “hijos de puta” a Amical de Mauthausen por pedirle una rectificación

 

El presentador de Zona Franca en TV3, Joel Díaz, se negó la madrugada de este martes a retractarse públicamente en el programa de la broma que hizo el pasado día 20 aludiendo a los catalanes que murieron de hambre en el campo de exterminio nazi de Mauthausen. Juan Manuel Calvo, presidente de Amical de Mauthausen, entidad que agrupa a los ex-deportados republicanos de los campos de concentración del nazismo así como a los familiares y amigos, tanto de los supervivientes como de los deportados que fueron asesinados, pidió esta rectificación con un mensaje que dejó en el portal web de Zona Franca el pasado viernes.

Díaz empezó el programa el día 20 haciendo un comentario sobre la celebración de la Feria del Libro de Frankfurt. “Catalunya ha enviado a muchos libreros. Por tanto, en Alemania no se veían tantos catalanes muertos de hambre desde que cerraron Mauthausen”, dijo. El público no se rió y el presentador reaccionó diciendo: “No, ¿no? Aún no… ¿no ha pasado tiempo suficiente, todavía, no?, ¿para que haga gracia esto?”. Juan Manuel Calvo recibió quejas de varios miembros de la asociación y buscó esta intervención en la web del programa. Lo que vio y escuchó le pareció, según declaró a EL TRIANGLE, “una broma de mal gusto”. “Es un error y falta de empatía. No se puede hacer humor de esa forma gratuita”, lamentó.

Joel Díaz no solo no pidió disculpas por su broma sino que llevó al programa a un invitado, Adri Romeo, que calificó a Amical de Mauthausen de ‘hijos de puta’. Romeo dijo que había escrito un libro y lo presentó diciendo «Es como el diario de Ana Frank pero éste no lo ha escrito mi padre. Éste lo he escrito yo». Se refería a la autora de El libro de Ana Frank, una niña alemana de ascendencia judía que explicó en este libro los casi dos años y medio en los que ella y su familia se escondieron de los nazis. Por último, toda su familia murió en los campos de exterminio, menos su padre, que publicó el libro dos años después de terminar la guerra.

Joel Díaz se exclamó ante el comentario de Romeo. “Uy, uy, uy”, hizo y su colaborador le preguntó: “No querías que hiciera ese chiste, ¿no?”. El presentador contestó: «No, porque tenemos unos problemas…». “Lo he visto. ¡Vaya hijos de puta!”, dijo entonces Romeo. Díaz dijo “Ya, después,… Amics de l’Amical” e hizo la señal de telefonear con la mano derecha. Romeo insistió: «Hay que ser muy hijo de puta para hacer esto que están haciendo». “Que acabas de hacer tú”, le recriminó Díaz. Y el colaborador preguntó si podía cortarse ese trozo. El presentador dudó: «Sí, no». Y siguieron hablando del libro de Romeo.

Este diálogo fue en la parte final del programa y Díaz le pidió a Romeo que lo despidiese. El colaborador lo hizo y lanzó el grito con el que comienza cada día Zona Franca: “Puta nit i bona Espanya!”. Y añadió: “¡ala, Madrid!”.

En los campos de concentración de Mauthausen y Gusen, que se abrió cuando el primero quedó desbordado, fueron asesinados durante la segunda guerra mundial 4.427 españoles, de los que 936 eran catalanes. De los catalanes, 469 eran de Barcelona, ​​209 de Tarragona, 143 de Lleida y 115 de Girona.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.