Junts vota abandonar el Govern

Un 55,73% de los afiliados se han pronunciado a favor de salir del Ejecutivo de Pere Aragonès

Jordi Turull amb Laura Borràs

La militancia de Junts per Catalunya ha decidido que el partido abandone el Govern. El no ha sido la opción vencedora con el 55,73% de los votos en la consulta interna, mientras que los votos favorables a continuar han sido el 42,39%, y hubo un 1,88% de votos en blanco. La participación fue muy elevada, el 79,18%.

La votación ha sido telemática y ha terminado este viernes a las cinco de la tarde. La consulta estaba en marcha desde la medianoche del miércoles al jueves, con la pregunta: «¿Quieres que Junts siga formando parte del actual gobierno de la Generalitat Catalunya?».

Ahora, a partir de las seis de la tarde, se reunirá la dirección de la formación para evaluar el resultado y ver cómo debe aplicarse. Después, está previsto que comparezcan sus dirigentes en rueda de prensa.

El presidente, Pere Aragonès, ha estado pendiente de los resultados de la consulta desde el Palau de la Generalitat, preparado para tomar decisiones rápidas. Y es que es evidente que esto marca un punto de inflexión en la legislatura.

Horas antes de darse a conocer el sentido del voto de los afiliados de Junts, la consejera de la Presidencia, Laura Vilagrà, ya ha asegurado que el Govern hará «cambios» tan pronto como sea posible, respetando los tiempos de Junts.

La crisis entre los socios de gobierno, latente desde hace meses, estalló apenas el martes de la semana pasada, en el marco del debate de política general. Junts, por boca del portavoz parlamentario, Albert Batet, lamentó que no se estaba cumpliendo lo previsto en el pacto de gobierno y abrió la puerta a la opción de que Aragonès sometiera a votación del Parlament su continuidad como presidente, lo que se conoce como cuestión de confianza.

Una idea que no gustó nada al presidente de la Generalitat, que pocos minutos después ya instaba abiertamente a Junts a tomar una decisión sobre su continuidad en el gobierno, a pesar de insistir en que mantenía la total confianza con todos los miembros del gobierno. Al día siguiente, Aragonès reunió de urgencia al gobierno, y decidió, finalmente, cesar a su vicepresidente, Jordi Puigneró, con el argumento de que no le había informado de las intenciones de su grupo parlamentario de plantear la cuestión de confianza.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Trabajamos por la emergencia climática

Nuestro planeta tiene unos recursos naturales finitos y, en un contexto de emergencia climática, debemos apostar de manera firme por la sostenibilidad, la minimización de

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.