El autor del informe «Desmintiendo el CatalanGate» pide comparecer en la Comisión Europea

Jonathan Scott quiere denunciar que el laboratorio canadiense que lo publicó ocultó a la Eurocámara un falso positivo de un supuesto espionaje con el programa Pegasus

Jonathan Scott, el experto en tecnología de espionaje con software malicioso que publicó el informe “Destapando a Citizen Lab. Desmintiendo el CatalanGate ha pedido una audiencia a la secretaria general de la Comisión Europea, Ilze Juhansone. Lo ha hecho porque quiere denunciar que Citizen Lab, laboratorio que publicó el supuesto caso de espionaje de los dispositivos y teléfonos móviles de 65 personas partidarias de la independencia de Catalunya, aportó información falsa al Parlamento Europeo. Scott afirma que Citizen Lab y Amnistía Internacional ocultaron a la Eurocámara un caso de falso positivo en la comparecencia que hizo Carine Kanimba, supuestamente espiada por el gobierno rwandés con el programa Pegasus.

Carine Kanimba es hija de Paul Rusesabagina, en quien se basa la película “Hotel Rwanda”, donde se le atribuye la protección de más de 1.200 personas durante el genocidio que sufrió ese país en 1994. Rusesabagina fue detenido en 2020 y condenado a 25 años de cárcel bajo la acusación de formar y financiar un grupo terrorista.

Citizen Lab y Amnistía Internacional aportaron al Parlamento europeo, que investiga los espionajes realizados con Pegasus, evidencias de que el teléfono de Carine Kanimba había sufrido un ataque con este programa en febrero del 2021. Así lo declaró ella en una comparecencia en la Eurocámara . El análisis forense aportado por Citizen Lab y Amnistía Internacional indicaba que Carine Kanimba tenía un teléfono modelo IPhone con un sistema operativo de Apple 14.6 cuando fue espiado. Scott afirma que esto es imposible porque Apple no distribuyó este sistema operativo hasta mayo de ese año.

Además, la empresa de seguridad en la telefonía móvil ZecOps denunció en julio de 2021 que una de las direcciones que Citizen Lab y Amnistía Internacional atribuían a la empresa NSO Group, que comercializa Pegasus, era errónea y que, por tanto, se trataba de un caso de falso positivo. El error fue reconocido pero no se comunicó al Parlamento Europeo cuando Kanimba compareció en él. Con posterioridad, en noviembre de 2021, se modificó la dirección imputada a NSO Group en el informe.

Scott termina la carta dirigida a la secretaria general de la Comisión Europea denunciando «la manipulación de evidencias y la falta de rigor» en la actuación de Citizen Lab y Amnistía Internacional en este caso y pidiendo una audiencia para exponer los resultados de su investigación.

La Comisión de Investigación del CatalanGate de Citizen Lab en el Parlament de Catalunya se constituirá este miércoles. Tendrá que decidir qué personas comparecen en ella. Jonathan Scott será uno de los invitados a hacerlo.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas