Las explicaciones de otro dirigente de la ANC sobre cuándo fue espiado tampoco cuadran con el informe de Citizen Lab

El ex-miembro del Secretariado Nacional, Arià Bayé, da una versión del espionaje que, como la de Elisenda Paluzié, no coincide con el CatalanGate del laboratorio canadiense

La versión de Arià Bayé, ex-miembro del Secretariado Nacional de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), sobre cuando fue espiado con el software Pegasus no coincide con los resultados del informe sobre este espionaje que hizo público el laboratorio de tecnología y derechos humanos canadiense Citizen Lab, el pasado 18 de abril. Al igual que hicieron los otros cuatro miembros de la ANC supuestamente espiados con este software, Bayé grabó un vídeo pocos días después de que Citizen Lab publicara su informe. Sin embargo, sus explicaciones del momento en que se produjo la infección de su teléfono móvil no cuadran con las conclusiones del estudio publicado por Citizen Lab. EL TRIANGLE publicó, ayer, que esta contradicción se produce también en las explicaciones que registró la expresidenta de la ANC, Elisenda Paluzié, en otro de esos vídeos.

Bayé, a quien la ANC presentó como la víctima más joven del supuesto espionaje con Pegasus, dice, en su vídeo, lo siguiente: “Sabemos que la Assemblea Nacional Catalana, como el resto de organizaciones independentistas está en el ojo de la represión del Estado español; por tanto, tenemos mecanismos para garantizar la seguridad de sus integrantes y de la información. Por eso, hacemos revisiones, de vez en cuando, para mirar si todo lo que utilizamos es seguro. En mi caso, me avisaron de que comprobara si había recibido un tipo de SMS. Lo comprobé y efectivamente tenía dos o tres mensajes de las mismas características que envié para que se analizaran”. Y sigue afirmando que «los ataques los detectamos al principio de la pandemia».

El ex-miembro del Secretariado Nacional del ANC atribuye estos ataques a su teléfono móvil a que “en ese momento, estábamos impulsando una red de apoyo mutuo para seguir la lucha independentista en pandemia, participábamos en la Mesa de Negociación y el ámbito represivo post-sentencia”. La pandemia estalló en marzo de 2020.

En su ficha en el portal catalangate.cat, creado por la ANC cuatro meses antes de que Citizen Lab publicara su informe, se presenta a Bayé así: “Miembro del Secretariado Nacional desde el año 2018. Sufrió dos intentos de infección en marzo de 2020 justo antes del confinamiento por la pandemia de la Covid-19, cuando tuvo reuniones con la CUP, Òmnium Cultural y otros movimientos sociales para organizar la solidaridad para hacer frente a la pandemia entre colectivos socialmente vulnerables. En abril tuvimos reuniones con los candidatos a las elecciones a la Junta General de la Assemblea Nacional Catalana, con miembros del patronato de Òmnium Cultural y de Poble Lliure”.

Bayé tiene claro, pues, que sufrió dos intentos de espionaje con Pegasus en marzo del 2020. Citizen Lab, sin embargo, en su CatalanGate, señala que sólo tuvo una tentativa de espionaje y no especifica en qué fecha, como sí hace con otras supuestas víctimas de estos ataques a teléfonos móviles.

El pasado 11 de mayo, Bayé, Paluzié y los otros tres miembros del ANC que se consideran víctimas de espionaje –Jordi Sánchez, Sonia Urpí y Jordi Domingo-, presentaron una querella por este caso, que fue aceptada a trámite a finales de julio. El juez deberá decidir si hace más caso a sus versiones o a la de Citizen Lab.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas