El boicot en el minuto de silencio por los atentados del 17-A causa una división en Junts

ERC y la CUP cargan contra la actitud cariñosa de Borràs con los manifestantes

    La presidenta de Junts, Laura Borràs, en el acto en homenaje a las víctimas del 17-A

    Los gritos e interrupciones que se han producido durante el acto convocado por el Ayuntamiento de Barcelona en memoria a las víctimas de los atentados terroristas del 17 de agosto de 2017 han causado una división de opiniones en Junts. El partido ha publicado en Twitter un comentario expresando «el más enérgico rechazo a la interrupción del minuto de silencio«, mientras la presidenta de la formación, Laura Borràs, se abrazaba a los boicoteadores agradeciéndoles su presencia.

    El comportamiento de la expresidenta del Parlament ha sido criticado por miembros de su propio partido como el exsecretario general de Junts Jordi Sànchez, quien ha considerado que «en el recuerdo y homenaje a las víctimas del 17 de agosto, no debería de haber habido más protagonismo que el de los familiares de las víctimas«. En una publicación en Twitter, Sànchez ha manifestado que «no era el sitio ni para romper el minuto de silencio ni el momento para buscar protagonismos políticos», y ha añadido: «Lo lamento. ¡Así, no!».

    Pese a que Junts ha expresado su rechazo al boicot del acto, varios miembros del partido han mostrado su desacuerdo con la publicación de la formación en las redes sociales, exhibiendo una división interna al respecto. El diputado de Junts en el Parlament Jaume Alonso-Cuevillas, ha respondido al tuit del partido que «no ha ido así» y ha afirmado que «a finales del minuto de silencio, la gente ha empezado a gritar ‘queremos saber la verdad'», aunque en las imágenes del acto se puede ver que el abucheo se ha iniciado justo antes de este minuto de silencio.

    Cuevillas, además, ha dado su apoyo a los presentes en la contra-manifestación y ha asegurado «como abogado de las víctimas» que estas lo que quieren es saber la verdad de lo ocurrido. Por su parte, el diputado de Junts en el Parlament Francesc de Dalmases ha apoyado el comportamiento de Borràs y le ha dado las «gracias por estar», adjuntando el vídeo donde la líder de su formación se acerca y saluda a los manifestantes.

    Críticas del independentismo

    Los comentarios de rechazo a la actitud de la expresidenta del Parlament han llegado también por parte de ERC y la CUP. El portavoz republicano en el Congreso, Gabriel Rufián, ha expresado en Twitter que «no respetar un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de un atentado es miserable, y sacar rédito político es miserable», mientras que el diputado de ERC en el Parlament José Rodríguez se ha mostrado avergonzado.

    «La vergüenza que siento es inmensa por ver como se le quita a las víctimas del 17-A y a sus familiares un homenaje por las manías personales de alguien quien debería ser más bien un ejemplo para el resto de diputados», ha manifestado Rodríguez. La CUP también se ha mostrado crítica con el comportamiento de Borràs, y la diputada Natàlia Sànchez ha señalado su falta de respeto: «Supongo que cuando alguien atraviesa todos los límites de la ética ya no le queda respeto por el dolor ajeno».

    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario

    NOTAS ESPECIALES

    Noticias más leídas