Quejas de restauradores de Gràcia por tener que cerrar una hora antes

Avisan que habrá "competencia desleal" con establecimientos de las calles que no están afectadas por la medida

Barri de Gràcia

Malestar entre los propietarios de bares con terrazas en las plazas de Gràcia que tendrán que cerrar una hora antes a partir de septiembre con la nueva ordenanza municipal. «¡Es una vergüenza!», se quejan indignados con la medida del Ayuntamiento de Barcelona. Avisan de que habrá «competencia desleal» con los establecimientos de las calles que no están afectadas por la medida.

Son los restauradores de las plazas del Sol, Vila de Gracia, Virreina, Revolució y Diamant, en Gràcia, y la de los Jardins de la Mediterrània, en el barrio de Sants. A cambio, según el Ayuntamiento de Barcelona, ​​en algunas plazas se podrá poner más mesas.

En concreto, se podrán ampliar las terrazas que hay en las plazas del Sol, Vila de Gràcia y Diamant, que podrán añadir dos mesas desde las 20 h hasta que cierren los días en que se reduzca el horario. En Revolució, los establecimientos podrán sumar una sola mesa durante todo el horario.

Con la propuesta, el consistorio asegura que quiere combatir los problemas de ruido que se han constatado en varios puntos de la ciudad y que han llevado a clasificar algunos espacios con el nombre de «zona acústicamente tensada en horario nocturno».

Si se acaba aprobando, se empezaría a aplicar en septiembre y no afectaría ni a las fiestas de Gràcia ni a Sants. Una vez en marcha, la reducción de horario de las terrazas se realizaría de abril a octubre.

El concejal Eloi Badia ha defendido que es una medida «jurídicamente sólida» y confía en que no haya dificultades para sacarla adelante. Sin embargo, el Gremi de Restauració de Barcelona ya la criticó cuando se anunció la semana pasada en otros puntos de la ciudad, como en la calle Enric Granados.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas