‘El bunker’ de Catalunya Ràdio normaliza el grito de «puta España»

Los oyentes utilizaron este insulto en uno de cada tres capítulos del mes de junio de un programa que sus responsables anuncian que continuará en septiembre

Gritar «puta España» es normal en el programa El búnquer, que emite Catalunya Ràdio, de lunes a viernes, de 10 a 11 de la noche. Los oyentes lo utilizan con regularidad para presentarse o despedirse en las notas de voz que envían al mismo. Se trata de notas de voz grabadas. Por lo tanto, que se emitan es decisión de los responsables del programa. El búnquer lo produce El Corral de l’humor y lo presentan Lluís Jutglar (Peyu), Jair Domínguez y Neus Rossell. La temporada 2021-2022 ha costado 265.000 euros a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). En el capítulo del 30 de junio, Peyu y Domínguez anunciaron que están preparando ya el programa de la próxima temporada.

En junio, El búnquer emitió 18 programas originales entre el lunes y el jueves. Los viernes se emite uno montado en base a recortes de los programados durante la semana. En estos 18 programas, en las notas de voz de los oyentes se gritó seis veces «puta España». Fue en los emitidos los días 2, 7, 15, 23 y 28 de junio. Este último día fue un auténtico festival de insultos a España. Dos de los oyentes terminaron sus intervenciones gritando «puta España». «Felicidades por el programa y puta España», dijo uno. «Puta noche y puta España», dijo otro. Además, un asistente al programa afirmó que “España nos roba”. La primera intervención que realizó Jair Domínguez fue para afirmar que los dos países que más detesta son España y Francia. Durante este capítulo actuaron Els avis i àvies de la plaça de Vic per la Llibertat, que regalaron al programa un merchandising que incluía una estelada e interpretaron una canción que reclamaba la libertad de Catalunya y el regreso de los exilados.

Peyu, Domínguez y Rossell escuchan los puta España de los oyentes como si fuera lo más normal que se suelten estos insultos en la radio pública de la Generalitat. En el programa del 15 de junio, después de que una chica despidiera su nota de voz diciendo «Buenas tardes y puta España», Peyu subrayó el comentario diciendo “con aquella alegría”. También celebró la exhibición de ingenio del oyente Pep, de Vic, que el 2 de junio despedía su nota de voz diciendo “Buenas noches y Ñaputaspa”.

En el del día 29, el propio Peyu explicó que la vez que más cerca ha estado de morir fue cuando un hombre que le había robado la tarjeta de crédito le apuntó con una pistola en Namibia. Simuló el diálogo que tuvo con el ladrón namibio dirigiéndose a él en castellano.

Jair Domínguez se ha convertido en una especie de gurú de la secta de quienes tienen siempre a punto un puta España. El 1 de julio, replicó un mensaje de la periodista Ana Pastor en Twitter donde decía que España había dado una buena imagen en la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid con este tuit en castellano: “Esta España de la que hablas es una putísima mierda rancia, Ana”.

El 17 de junio, en la Comisión de Control de la CCMA, la diputada del PP Lorena Roldán se quejó de que en otro programa de Catalunya Ràdio un oyente había dicho que quería ir con una escopeta a la emisora ​​después de escucharla. La presidenta de la CCMA, Rosa Romà, y ​​el director interino de Catalunya Ràdio, Jordi Borda, le pidieron disculpas y afirmaron que se habían reforzado los mecanismos para que no se repitiera un hecho similar. «No se pueden trasladar comentarios hostiles ni amenazantes, ni insultos a nadie», dijo Borda. Rosa Romà afirmó que “se vigilará para que no vuelva a suceder. En directo no puedes evitarlo. Hablo en nombre del Consejo”. Los seis puta España de El búnquer estaban grabados. Tres de ellos fueron emitidos tras la sesión de control donde Romà y Borda dijeron que se vigilará que no se insulte a nadie desde Catalunya Ràdio.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas