Laporta promueve el fichaje de un madridista extremista para un cargo en el fútbol base

El secretario técnico del Mirandés, Elvis Coca, anunciado como nuevo coordinador, no ha podido borrar sus numerosos tuits de marcada filiación ‘merengue’, repletos de insultos y menosprecio al Barça y al barcelonismo

En las redes sociales azulgrana, allí donde todavía se conserva una cierta dignidad y orgullo barcelonista, se cruzan apuestas sobre cuánto tardará en ser ‘despedido’ o ‘no admitido’ quien debería ser el nuevo coordinador del fútbol base del Barça, un técnico especializado en las categorías formativas que ha triunfado como secretario técnico del Mirandés y acreditado suficientes méritos para ser elevado a un cargo de responsabilidad en la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí. Así al menos es como se ha justificado desde la junta directiva del Barça su elección e inminente contratación.

La noticia del fichaje de Elvis Coca (39 años), publicada por medios bien informados del entorno barcelonista, ha desatado un flujo de reenvíos de tuits de un personaje que, a lo largo de los años, no ha ocultado su madridismo y la derivada lógica y coherente de un anti-barcelonismo militante del que también ha hecho gala y ostentación.

Aunque los especialistas en este tipo de hallazgos y seguimientos han confirmado un reciente borrado, masivo, de sus mensajes inequívocamente ‘merengues’, apasionados a favor del Real Madrid y, desde luego, hirientes contra el Barça, también han podido recuperar algunas de sus ‘perlas’.

El tal @Elvis_024 ha dejado proclamas sobre su filiación madridista también a favor el equipo de baloncesto: “@RealMadrid vamos a conquistar el Palau mañana! Ánimo, que el equipo sepa que miles de madridistas están detrás #Aporla31”. Ha pedido el fichaje de Luis Suárez para el Bernabéu “porque es muy bueno” y enjuiciado, desde sus conocimientos técnicos, que se le suponen, situaciones del Clásico. Por ejemplo, con este análisis: “As@TomasRoncero. Messi sí que ha sido un verdadero muñeco para un crío de 19 añitos llamado Raphael Varane”.

Pero, seguramente, hay quedarse con ese tuit que escribió cuando atravesaba un estado extremo de éxtasis anti-barcelonista con motivo de un buen partido del jugador del Athletic, Toquero, frente al FC Barcelona: “@Toquero_theboss. Tus huevos son ídolos en Catalunya! Dscubrimos q la autopsta q une Brclona a Bilbao es la polla d @Toquero_theboss empalmada”.

Si hubiera que reflexionar, ni que fuera un momento, sobre la oportunidad de reforzar el futbol base del Barça con un personaje como Elvis Coca habría que poner en un lado de la balanza, como contrapeso a su experiencia y conocimientos, esa otra vertiente pública e irrefrenable de quien vive el fútbol con un sentimiento blanco en permanente ebullición.

No parece que su madridismo sea superficial o simplemente admirativo como resultado de una atracción que, con el tiempo, por las razones objetivas que un aficionado al fútbol siente de forma natural, puede llegar a traducirse en un determinado tipo de vínculo. Se trata más bien de una viva y aguda afinidad madridista, de esas que no se ‘curan’ y que desde luego Elvis Coca es muy libre de disfrutar a su manera y gusto.

Otra cosa es la idoneidad de darle galones en una estructura como la de la cantera del Barça, tan sensible y regida por la protección de una serie de valores e identidad difícilmente transmisibles desde una personalidad artificial o con un manual de uso.

Las apuestas, entre los más sensatos observadores de los barcelonistas activos en twitter, apuntan a que Elvis Coca verá retirada su propuesta de trabajo en breve, que no se acabará consumando una unión que parece antinatural y lesiva para la imagen de la propia institución, pues conversos como Luis Enrique son tan difíciles de encontrar como de aceptar.

En cualquier caso, nunca hay que subestimar la frivolidad y los arrestos imprudentes de un presidente como Joan Laporta y su nefando entorno personal, que ya fueron capaces, pese a las advertencias, de integrar en el fútbol base a un personaje como Albert Benaiges, pederasta confeso y conocido, probablemente más ‘popular’ que lo pueda ser el marcado y radical madridismo de este Elvis Coca.

No existe ningún código ético ni normativa que prohíba a un madridista tan señalado trabajar en el fútbol base del Barça. Lo que sería oportuno, conveniente e interesante, en su caso, es identificar a su padrino, la persona o personas que se han planteado seriamente su fichaje, siendo conscientes de las revelaciones y reacciones inevitablemente asociadas a su nombre en el momento en que iba a aparecer en los medios como refuerzo de la estructura técnica de Sant Joan Despí. A lo mejor, lo que habría que valorar es su permanencia en el staff barcelonista por encima de si fichar a Elvis Coca resultaría provechoso.

La sola idea de proponerlo para perfeccionar y reforzar el fútbol base del Barça parece otra ocurrencia y una provocación sin sentido, otra más de una junta que sigue acumulando decisiones verdaderamente lamentables y poco profesionales.

Por algo parecido, un fichaje de la cantera, Sergi Guardiola, fue firmado por error y despedido antes de debutar en el Barça B el 29 de diciembre de 2015, tras el descubrimiento de una serie de tuits ofensivos contra el club y contra Catalunya. Sergi Guardiola había rescindido su contrato con el Alcorcón, pero no llegó ni si quiera a entrenar con la plantilla azulgrana, ya que a las pocas horas de anunciar su fichaje y a pesar de ser incluso presentado, empezaron a correr por las redes sociales mensajes que demostraban su filiación ‘merengue’, incluidos insultos a Catalunya: «Llegó la hora del clásico… ¡Hala Madrid!» o «Hala Madrid, puta Cataluña». Aunque intentó borrarlos, el Barça se vio obligado a echarlo inmediatamente.

Aquel fue un fallo de control previo al fichaje. En el caso de Elvis Coca no lo parece tanto. Todo indica que su promoción para este cargo de coordinador base y “scouter” del Barça B ha sido el resultado de una actitud indolente e insensible de alguien de dentro de la organización azulgrana.

Valdría la pena saber de quién se trata. Quizá no sea tanto del Barça como se cree.

(Visited 247 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

1 comentario en «Laporta promueve el fichaje de un madridista extremista para un cargo en el fútbol base»

  1. Este chico es amigo de Arteta, lo sé porque lo he visto comiendo con él por el valles oriental varias veces. Alguien del club le habrá aconsejado y la opinión de Arteta la han aceptado. Bueno, bonito, barato y más merengue que Fernando hierro

    Responder

Deja un comentario