La Administración ya ha superado los 223 millones en gastos por el proyecto de la T-Mobilitat

La cantidad invertida representa un 318% más que el importe de la licitación inicial

La Generalitat ha fijado los últimos meses del año 2024 como fecha porque la T-Mobilitat, la nueva tarjeta de transporte público que sustituirá el actual sistema magnético, esté operativa en toda Cataluña. Un plazo que, en caso de que se cumpla, supondría un retraso de más de siete años. El primer contrato que la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) y la sociedad contratista, Soc Mobilitat, firmaron en octubre de 2014 establecía que la nueva tarjeta estaría completamente desplegada en el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) el otoño de 2016 y, al resto de Cataluña un año más tarde, pero los múltiples retrasos imputados al consorcio y a la empresa han atrasado el proyecto y han causado sobrecostes millonarios.

Hasta mayo de este año, la Generalitat, a través de varios organismos, como el ATM, Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), entre otros, ha destinado más de 200 millones de euros al proyecto sumando la licitación original, las modificaciones contractuales, los presupuestos de los organismos mencionados, los contratos menores y las licitaciones de apoyo. Pero parece que esta cantidad, que representa un sobrecoste superior al 300% respecto a la licitación original, que era de 70,3 millones de euros, no es suficiente para el despliegue definitivo de la T-Mobilitat.

A la vez que se anunciaba la fecha en que la tarjeta estará operativa en toda Cataluña, el secretario general del Departamento de Vicepresidencia, Políticas Digitales y Territorio, Ricard Font, anunciaba que la consejería que encabeza Jordi Puigneró ha licitado por 21,6 millones de euros las máquinas validadoras que se tendrán que instalar en buses interurbanos, buses urbanos, estaciones de Rodalies y estaciones de FGC de todo Cataluña.

Lo que destaca de esta licitación es que, según el contrato original, Soc Mobilitat, la empresa encargada de poner en marcha la tarjeta y las instalaciones necesarias, es quienes tendría que sufragar, también, las máquinas validadores.
Teniendo en cuenta este último gasto anunciado por el departamento que encabeza el consejero Puigneró, la Administración catalana ya ha destinado 223,4 millones de euros a la T-Mobilitat, una cifra que supera el importe de la licitación original en un 318%. Hay que tener en cuenta que parte de estos sobrecostes, concretamente 38,5 millones de euros hasta este mes de mayo, están causados por la mala gestión del proyecto.

Tal como afirma un informe técnico publicado el pasado mes de febrero, cada mes que se atrasa la retirada del sistema magnético supone un coste de 500.000 euros para la Administración catalana. Este año, esto ya ha costado en la Generalitat 2,5 millones de euros.

28,1 millones en 2022

Además de los 21,6 millones de la licitación anunciada por el departamento de Puigneró y de los 2,5 millones de euros en gastos para continuar manteniendo el sistema magnético, este 2022, ya se han destinado 28,1 millones de euros a la T-Mobilitat, teniendo también en cuenta el previsto en los presupuestos de la ATM, los gastos en comunicación de la tarjeta, los contratos menores y las licitaciones de apoyo. Este último concepto ya ha superado la cifra de un millón de euros en estos primeros seis meses del año.

En cuanto al 2021, la Administración destinó más de 14 millones de euros al proyecto. De este total, las cantidades más elevadas correspondieron a los gastos relacionadas con el sistema magnético (6 millones de euros); a las licitaciones de apoyo (3,1 millones); y la tercera modificación del contrato (1,5 millones de euros), propuesta por la ATM, en la cual se identificaron “nuevas necesidades indispensables” valoradas en la cifra mencionada.

La cuarta y, de momento, la última modificación del contrato se hizo hacia finales del 2021, con motivo de los problemas económicos que experimentó Soc Mobilitat cuando CaixaBank –una de las empresas que forma la sociedad contratista junto con Fujitsu, Indra y Marfina (Grupo Moventia)– le retiró el apoyo a causa de la mala situación financiera de Soc Mobilitat. Para facilitar liquidez a la sociedad contratista, la ATM avanzó 14 millones de euros, “IVA excluido”, de los ingresos por tarifa de gestión a Soc Mobilitat, una decisión que la entidad asegura que tiene “un impacto económico neutro” dado que la retribución ya estaba prevista para más adelante.

La ATM tiene previsto recuperar los 14 millones avanzados en un plazo de diez años, cuando esta cantidad se deduzca “mes a mes” del dinero que Soc Mobilitat obtenga en concepto de tarifa de gestión.

Estado del proyecto

Actualmente, la T-Mobilitat se puede utilizar en cualquier medio de transporte público colectivo que circule por el interior de los 36 municipios que forman la AMB, con excepción de las líneas de autobús interurbanas de las empresas Sagalés y Casas, las cuales se incorporarán más adelante por motivos técnicos, según la ATM.

Las previsiones del Departamento de Vicepresidencia, Políticas Digitales y Territorio indican, por ahora, que entre finales de este año y principios del 2023 la T-Mobilitat estará totalmente operativa en las siete coronas metropolitanas, y que a finales de 2024 lo estará en toda Cataluña. Sin embargo, resulta difícil confiar en las previsiones de la consejería de Puigneró, teniendo en cuenta los múltiples retrasos que arrastra el proyecto desde su nacimiento, en 2014.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Trabajamos por la emergencia climática

Nuestro planeta tiene unos recursos naturales finitos y, en un contexto de emergencia climática, debemos apostar de manera firme por la sostenibilidad, la minimización de

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.