La Sotana toca fondo con insultos sin precedentes contra Rosell y Bartomeu

TV3 y RAC1 se ven afectados por la mala reputación y pésima imagen que proyectan sus integrantes desde un programa que ya fue expulsado de la SER y de Betevé por sus excesos

Sucedió meses atrás que Joan Laporta, en medio de una entrevista completamente desatada, uno los periodistas presentes analizó la actualidad del momento con un comentario de bastante mal gusto: “La única alegría de esta temporada la hemos tenido en Madrid, concretamente en Soto del Real”.

Resonaron las carcajadas en la mesa del programa, también entre el público y en la audiencia. Un coro de risas al que se unió lógicamente el propio Laporta,  amigo del cachondeo y el chiste fácil sobre el episodio del registro del domicilio del ex-presidente Sandro Rosell, arresto y el posterior decreto de prisión provisional.

Esa secuencia de barcelonistas bromeando sobre las desgracias de Rosell se produjo en el programa La Sotana, un espacio de temática azulgrana disruptivo, que siempre ha pretendido conservar la esencia de un tono irreverente, faltón y fuera de las pautas tradicionales del periodismo. Pero sobre todo, que ha basado su éxito en los ataques permanentes, agrios y salvajes a las figuras de Sandro Rosell y de Josep Maria Bartomeu.

Esa línea del programa, que sus protagonistas proclaman y clasifican abiertamente de laportista, ha sido la clave de su relativo éxito en una audiencia sobre todo joven que también ha aprendido a vivir el día a día del club desde el insulto y las peores formas. Por La Sotana ha pasado, como no podía de ser de otro modo, el amplio espectro del laportismo de ayer y de hoy, incluidos Jaume Roures y el clan entero de los amigos de Johan, así como la larga lista de personajes guardiolistas, muchos de ellos también adoradores de Xavi, que, cada uno a su manera, ha ido alimentando ese ejército de militantes y simpatizantes dispuestos a ejercer el barcelonismo entendido como la deconstrucción y el exterminio de cualquier elemento sospechoso de los gobiernos de Sandro Rosell y de Josep Bartomeu.

Por esa misma regla, desde La Sotana y desde ese nicho laportista que hoy constituye la práctica totalidad de la prensa y de las redes sociales, también a Núñez se le recuerda como un personaje abominable mientras que, por el contrario, se ha desarrollado una empatía hacia la figura de Joan Gaspart con el propósito de despojarlo de ese título del ‘peor presidente de la historia del Barça’ para atribuírselo a Bartomeu.

También Gerard Piqué ha confesado ser fan y rendido admirador de un programa en el que sistemáticamente se rinde homenaje al laportismo y se condena, también de forma gratuita, a Rosell y Bartomeu.

El problema es que la escalada de ese maltrato se ha agudizado de un modo peligroso, multiplicándose sin límites ni raseros éticos, directamente proporcional a la falta de argumentos de defensa de la gestión en caída libre de Joan Laporta. El aparato oficial y también el otro, ese submundo que sirve a la actual junta con los ojos cerrados, apenas dispone hoy de un relato consistente ni de éxitos que sostengan esa militancia a la que se han venido agarrando mientras ha durado el largo e interminable proceso consistente en convertir en hazañas propias los errores ajenos.

Ahora, cuando Laporta y su junta ya han podido demostrar su absoluta inutilidad para gobernar, el único recurso de su dialéctica sigue siendo el mismo, el ataque al pasado y a la herencia cuando, a la vista está, el nuevo presidente sólo ha necesitado un año y dos meses de gestión para superar exageradamente cualquier error del pasado. En todo caso, debe admitirse, respecto de los registros e indicadores negativos de su mandato anterior, que Laporta ha batido sus propios récords.

Puede que sea esa desesperación absoluta la causa, que no la justificación, de que ese equipo de La Sotana tocara techo, o mejor dicho fondo, en su programa 260 del día 23 de mayo en el que sentaron a la mesa al periodista Sique Rodríguez, luz y guía del laportismo desde la SER y en su momento oráculo y patrocinador de ese mismo formato de espacio barcelonista que comenzó a cobrar audiencia como sección dentro del ‘Què t’hi jugues’ de esta misma emisora.

Aunque alguien pueda pensar que el programa se desmadró arrastrado por la vorágine del debate, lo cierto es que la parte en la que sus protagonistas se cebaron cruelmente en las figuras de Rosell y de Bartomeu respondió a un guión calculado y pretendido.

La discusión, como es posible confirmar con el audio, se centró en si uno de los, Rosell o Bartomeu, o ambos, eran más “subnormal” o más “hijo de puta”, disputa que se abordó teatralmente, con frialdad y cierto sentido del espectáculo, lo que descarta cualquier coartada emocional o que mediara ninguna provocación.

Andreu Juanola, Joel Díaz, Magí García, Manel Vidal y Enric Gusó integran el equipo de La Sotana, un colectivo que como tal ha sido ya expulsado de dos cadenas (SER y Betevé) antes de refugiarse en una plataforma desde la que emiten ahora, Patreon.com, a través de la que se vehiculan donaciones y sustentan los gastos de emisión y de producción además de sacarse un sobresueldo.

Consta que en los otros medios donde trabajan algunos de ellos, como el ideólogo y presentador Andreu Juanola, en TV3, lo mismo que Joel Díaz i Magí García en el APM o Està Passant, también en TV3, aunque a través de productoras de peso, y Manel Vidal (La Competència de RAC1) no ha repercutido positivamente esta actuación que avergüenza y proyecta una imagen lamentable e impropia no tanto de quienes ya forman parte de los personajes del programa sino del crédito, credibilidad y profesionalidad de esos otros programas y cadenas a los que también representan se quiera o no.

Igualmente, ese contenido, además de dañar la reputación personal y asociada a TV3 y RAC1, parece susceptible de estar ya en manos de los abogados de las personas afectadas por si son manifestaciones y expresiones que, más allá de la libertad de expresión y de información, atentan contra su honor e imagen pública.

No hace falta ser un abogado ni un experto legalista para conjeturar que, si los aludidos presentan adecuadamente el caso ante un juzgado, el material sea susceptible de acabar en una condena que obligue a una rectificación pública, proporcional, además de una reparación económica. Odio y resentimiento forman parte del espectáculo mediático de La Sotana, aunque se camufle y se pretenda ocultar bajo otros intereses barcelonistas o  de interés futbolístico.

Resulta significativo, en un momento en que Laporta está a punto de caer en su propia ciénaga económica, cómo se han activado todos los activos de su aparato mediático en la misma dirección, recordando que si el club atraviesa esta coyuntura crítica se debe a la gestión anterior de Bartomeu. Los últimos días han sido de ruido coral sobre el mismo discurso de siempre, sobre lo perjudicial de la herencia y de la responsabilidad única del pasado de todos los males del Barça.

Nadie de ese ejército de periodistas, opinadores e influencers se ha preguntado algo tan sencillo como qué relación tiene Bartomeu con el hecho de que Laporta, presidente ejecutivo y mandatario absoluto desde el 17 de marzo de 2021, no haya sido capaz de cubrir el presupuesto diseñado por él mismo para esta temporada, fabricando además un agujero económico de 120 millones que ahora hay que cubrir como sea. El colmo de la incapacidad irrita a los propios laportistas. Por eso pasa lo que pasa.

Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

3 comentarios en «La Sotana toca fondo con insultos sin precedentes contra Rosell y Bartomeu»

  1. Si realmente hacéis este artículo es que no tenéis ni idea del programa.

    Y los constantes ataques a la gestión de Laporta en estas líneas también es para hacérselo mirar. Parece claro de quién cobráis. Los altavoces mediáticos del Bartorossellismo en estado puro.

    Responder
  2. Cualquier persona normal se alegra si meten a un delincuente como Rosell o Nobita en la cárcel.
    Todos menos sus periodistas a sueldo como el que escribe está bazofia.

    Responder

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.